Canarias: El gasto en el concierto de Rehabilitación es un auténtico escándalo

En repetidas ocasiones la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias ha denunciado que Canarias registra los peores resultados también en las listas de espera para consulta de especialistas. Basamos esta información en la pedida y obtenida conforme a la Ley de Transparencia de la propia Consejería de Sanidad que además se asemeja a la publicada por el Ministerio de Sanidad. Otra cosa son los datos que se proporcionan en el portal de información del departamento autonómico dándose un importante desfase entre ambas informaciones para diversas especialidades que achacamos a las «trampas» de la Consejería para reflejar listas de espera inferiores.

Ahora particularmente queremos referirnos a la especialidad de Rehabilitación que destaca por una abultada lista de espera generada por la existencia de unos Servicios de Rehabilitación infradotados, unidades parcialmente cerradas, actividad en horario de tarde casi inexistente para atender a una población de personas con discapacidad y dependiente cada vez mayor. En Canarias se incrementa la población de mayores junto a una mayor esperanza de vida pero con unporcentaje de población con limitación de actividad mucho peor que la media estatal ya que en Canarias vivimos una media de 58,3 años de vida con salud, frente a la media estatal de 72,3 años y además con unas condiciones de desatención evidentes.

Pues resulta que Atención Especializada de Rehabilitación del Servicio Canario de la Salud mantiene un concierto especifico regulado en los pliegos de condiciones técnicas y administrativas, de cuya redacción se ha excluido a los profesionales que intervienen, a pesar de haber sido solicitado expresamente a la administración sanitaria, y que son una muestra de la caótica gestión de la Consejería de Sanidad ya que tanto las patologías incluidas, como los objetivos, metodologías y tiempos para nada se ajustan a la realidad asistencial, rebajando los estándares mínimos de calidad hasta puntos intolerables, lo cual ya ha sido denunciado en la misma Consejería por colectivos profesionales como el de Terapeutas Ocupacionales.

Este sistema de concertación carece de mecanismos de inspección eficaces y objetivos dándose ratios de profesionales/pacientes inaceptables que no hacen sino retroalimentar el sistema publico de listas de espera ya que en gran medida los pacientes retornan a estas listas de atención especializada por la incompleta resolución de sus patologías.

Por otro lado, es fundamental conocer los intereses de «negocio» que aparecen vinculados a la situación descrita ya que existe una sospechosa relación intencional en que Atención Especializada del SCS incremente sus listas de espera de Rehabilitación para justificar el concierto y una sustanciosa desviación de fondos públicos en extremo alarmante.

El gasto total en concertación de Rehabilitación de 2015-2018 asciende a  40.980.042,9 Euros, llamando la atención que sea de 25.685.616,6 en Gran Canaria y de  13.462.094,8 en Tenerife. En concreto en 2018, fue de 6.202.777,2 en Gran Canaria y de 2.385.248,0 en Tenerife.

En suma, otro flagrante e inmoral negocio con el que los responsables de la gestión sanitaria de Canarias agudizan el deterioro social y de salud de los grupos poblacionales más vulnerables a los que además se les omiten sus derechos universales.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario