Este sábado 28 de mayo, José Yélamo ha entrevistado al juez Baltasar Garzón en el programa «laSexta Noche», quien ha analizado el auge de Vox en España, así como de otros partidos a nivel internacional y ha alertado sobre la «amenaza de que Vox pueda gobernar en España».

En su nuevo libro «Los disfraces del fascismo» hay una frase que ha impactado al presentador por encima del resto y es: «El fascismo ha vuelto, se siente fuerte y por eso se deja ver». Garzón ha explicado que «históricamente cuando el fascismo estaba en todo su pleno apogeo no se ocultaba, en los años 20, 30, en la Segunda Guerra Mundial. Después al ser vencido en el 45 entró como en una fase calma y, últimamente, tanto en España como fuera de España, en otros países, el fascismo ha perdido el miedo escénico y se va manifestando de forma paulatina, de forma sutil e incluso de forma claramente expresa».

«Es difícil que alguien te reconozca hoy día que es fascista, pero lo cierto es que las acciones, las características están ahí, y yo en este libro lo que procuro es identificar esas características para desvelar esos disfraces y hacer  como una especie de juego con el lector».

Las características típicas del fascismo que Baltasar Garzón aprecia en Vox
Las características típicas del fascismo que Baltasar Garzón aprecia en Vox

«¿Quién encarna el fascismo en nuestro país en nuestro momento?», le ha preguntado el presentador. «Hay una ideología claramente próxima, cuando no ya dentro del mismo, y es la extrema derecha y su representante, el partido político Vox», ha respondido el juez.

Y ha añadido: «Evidentemente, estamos dentro de una democracia. Ahí podríamos hablar de populismo, fascismo, y que ambos discurren un camino común, hasta cierto punto juntos, y a partir de un momento el fascismo va en contra del propio sistema hasta hacerlo implosionar. Digamos que estamos en ese nudo, en ese punto de inflexión, tenemos que estar no solo atentos sino de alguna forma militantes para desvelar esos disfraces».

«Pero entenderá que es difícil desvelar esas actitudes en política cuando desde el propio partido Vox o quienes se alían o se apoyan con Vox, me refiero sin ir más lejos al Partido Popular, defienden la legitimidad de este partido, que acepta las reglas del juego, que se presenta a las elecciones… En definitiva, que participa del juego democrático. ¿Utiliza el sistema democrático Vox para llegar al poder y, en caso de que llegue al poder, cambiar todo ese sistema?, ha señalado Yélamo.

Características de Vox

Garzón ha reflexionado que: «Esa es una de las características más esenciales del fascismo es acomodarse como una especie de camaleón, metamorfoseando la situación y en cada una de ellas va a adoptar la esfera de acción que más proteja al objetivo final. Los medios son los de menos, el objetivo es conseguir que esas características de supremacismo, de violencia institucional, de ataque a derechos consolidados, contra los derechos humanos, etc. es lo que buscan»

«Finalmente lo que consiga dependerá de la acción de todas las demás instituciones y formaciones políticas que sí se apoyan en esos principios democráticos, constitucionales, que no los cuestionan y que hoy día defender la ausencia o la manipulación de la violencia de género, por ejemplo, tratar de, con la manipulación del lenguaje, decir las cosas que no son, utilizar la mentira de forma sistemática, le guerra jurídica en función de los propios intereses, la manipulación y utilización de la justicia son características muy propias de esta formación y, por tanto, simplemente hay que estar muy atentos aunque se llamen lógicamente demócratas y jueguen dentro del sistema democrático. Pero lo que buscan finalmente es la implosión del mismo», ha advertido.

«A veces, de forma sutil, se comprende que la violencia está bien. Esa es una de las características y es lo que si tomamos ejemplos de lo que ocurre en muchas de las ocasiones con Vox, lo veremos, como con los ‘menas’, los temas de la memoria y otros muchos aspectos», ha añadido.

«Tenemos que identificar al fascismo para poder combatirlo. Esto es un hecho. No podemos seguir negándolo. Por tanto, es un riesgo cierto el que el partido Vox pueda gobernar en España, y según sus postulados, y según su doctrina y según lo que dice y afirma, es no solo un riesgo, sino una amenaza», ha zanjado Garzón.

DEJA UNA RESPUESTA