Carlos Herrera hace mucho tiempo que dejó de ser plural en sus sus informaciones, si alguna vez lo fue. La oposición da alas a este tipo de periodistas, que se retroalimentan, ya que su periodismo da apoyo y excusas a la extrema derecha al apoyar reivindicaciones ultras como la de ayer.

Y es que la nueva ley educativa con la que el Gobierno quiere poner fin al proyecto heredado del PP no encuentra apoyos en la derecha, todo lo contrario. Bajo el lema ‘Por el derecho a elegir la educación que queremos’, la Plataforma Más Plurales, con una de sus máximas representantes que fue candidata de Falange, ha llamado este domingo a la movilización con vehículos en más de 50 ciudades para protestar contra la LOMLOE, la nueva ley de educación conocida como «ley Celaá».

Como no podía ser menos, este lunes, el director y presentador de ‘Herrera en COPE’, Carlos Herrera, y sus palabras tuvieron de todo menos pluralidad. «Ayer fue un día en el que con las limitaciones propias de una epidemia de covid de coronavirus, los españoles que consideran que el Gobierno de Pedro Sánchez ha puesto en marcha un ataque devastador contra la libertad, que ha iniciado una agresión revestida de ideología, debía ser contestada en la calle, y lo hicieron ayer en la calle y desde vehículos 30 ciudades españolas, vehículos y ciclistas y gente a pie», comenzaba diciendo Carlos Herrera.

«Si no quieren ver el clamor de la calle, son muy libres de ponerse una venda en los ojos, que no lo vean, pero alguien, cualquiera de esos susurradores de caballos que hay en Moncloa, cualquiera de todos esos que se gana el sueldo diciendo recuerda que eres mortal y que deberías prestar atención a esto o a lo otro, que le digan que los que salieron están ahí, aunque no les vean. Y están ahí para lamentar, protestar enérgicamente contra una ley que por muchas decoraciones, por muchos disimulos, por muchos cuentos que nos quieran contar, es una ley que castiga al castellano como lengua vehicular, que quiere acabar con la educación especial, que quiere acabar con la escuela concertada y que quiere acabar con la exigencia del esfuerzo. Todo por mejorar estadísticas y ponerse medallas. Esa es la Ley Celaá, que lleva el nombre de la ministra más incompetente, corrosiva y abrasiva que ha tenido la Educación», ha continuado.

En este sentido, Carlos Herrera ha explicado que algunos gobiernos autonómicos, en función de sus competencias, matizarán la aplicación de la ley Celaá. «Esto pone muy histéricos a unos cuantos que están diciendo que todo lo que sea oponerse a una ley de la izquierda sectaria, quieren suponer que se trata de una rebelión de las estructuras del Estado. No, no, no, el Estado autonómico contempla que las comunidades autónomas apliquen las leyes marco de educación en función de sus criterios», ha continuado.

Y ha preguntado: «¿No lo ha hecho eso la Generalitat de Cataluña contra sentencias bastante claras del Tribunal Constitucional pues si ahora lo quieren hacer las demás de este Gobierno, chitón».

Carlos Herrera: "la Ley Celaá lleva el nombre de la ministra más incompetente, corrosiva y abrasiva que ha tenido la Educación"
Carlos Herrera: «la Ley Celaá lleva el nombre de la ministra más incompetente, corrosiva y abrasiva que ha tenido la Educación»

Carlos Herrera, el G-20 y el Plan de Vacunación

Carlos Herrera también ha abordado el tema del discurso que Pedro Sánchez ha pronunciado este domingo sobre la reunión del G-20 y también sobre el futuro Plan de Vacunación que el Gobierno presentará el próximo martes: «Este domingo parecía un día otoñal perfecto de noviembre, Pedro Sánchez volvió aparecer para dedicarnos un relato a su manera. Cualquiera que escuchara a Sánchez pensaría que le G-20 lo había organizado él y que era el líder de todos los líderes mundiales que estaban organizados en ese encuentro, que la vacuna la ha descubierto él, que nos la va a poner él en persona, que nadie sufre en España porque está él, que la democracia realmente empieza con él y que todos: enfermos, parados, comerciantes, hosteleros, etc. pueden estar muy tranquilos porque está él».

A última hora del domingo, después de haberse reunido con el G-20 , con las relaciones con sus socios de Podemos en un estado lamentable, Moncloa Producciones S.L tuvo la idea de darnos un titular para tenernos entretenidos hoy: darnos esperanza con las vacunas. Segú Herrera, precisamente, con unas vacunas que no están aprobadas todavía y que técnicamente todavía no existen. Eso de dar por bueno que la vacuna va a estar lista en enero, que va a ser efectiva y que para junio una parte sustancial de la población va a estar inmunizada pues ojalá. Pero es que nos va a vacunar el mismo señor que decía que las mascarillas no eran necesarias. Por lo menos, las vacunaciones se harán a través de las comunidades autónomas, aunque el criterio será común y el peso recaerá sobre los centros de atención primaria.

El presentador ha señalado que el problema podría estar en si la Navidad causa estragos, si en Enero los contagios se disparan, si esos centros de atención primaria se colapsan de consultas de contagiados, entonces la vacunación podría complicarse.

Por último, Herrera se ha preguntado sobre el debate que existe en la sociedad española relacionado con la vacuna, ya que se está produciendo una importante división entre los partidarios de ponerse la vacuna y los que nos: «¿Qué pasa si llega la vacuna y se la pone poca gente?, ¿Se puede obligar a una persona a ponerse una vacuna que ha batido todos los récords de precocidad en las fases de investigación? Lo único común a lo que llega Sánchez es que estas Navidades no pueden normales, no deben por el bien de todos, así que habrá que esperar a los planes definitivos que pacten las diferentes comunidades autónomas, ha zanjado.