La periodista y escritora Carme Chaparro ha logrado convertirse en una de las escritoras más exitosas gracias a sus novelas policíacas. Tras vender miles de ejemplares de su trilogía de la inspectora de policía Ana Arén, Chaparro regresa a las librerías con «Delito», una obra en la que presenta un nuevo universo lleno de personajes fascinantes y una trama intrigante.

La historia comienza con la noticia de diez personas que se han arrojado al vacío desde el edificio España, en el centro de Madrid, sin ninguna conexión aparente entre ellos. A partir de este suceso, la trama se va desarrollando y dando lugar a una investigación llena de misterios y situaciones límite.

En una entrevista con El HuffPost, Chaparro ha hablado sobre cómo ha sido crear este nuevo universo después del éxito de Ana Arén. La escritora ha confesado que ha sido un reto muy grande, ya que quería dejar descansar a la inspectora después de tantas aventuras, pero al mismo tiempo tenía que crear un universo lleno de personajes interesantes y una trama que fuera atractiva para los lectores.

Carme Chaparro: "Un violador no viola por un orgasmo, un violador viola por la sensación de poder que tiene cuando está violando a una mujer"
Carme Chaparro: «Un violador no viola por un orgasmo, un violador viola por la sensación de poder que tiene cuando está violando a una mujer»

A pesar de que ha sido un gran reto, Chaparro se siente muy satisfecha con el resultado. La autora ha destacado que la creación de estos nuevos personajes ha sido algo muy natural, ya que han salido solos al momento de comenzar a escribir. Además, ha confesado que ha disfrutado mucho «haciendo perrerías» a sus personajes, aunque ha señalado que en el fondo les tiene mucho cariño.

Sobre la posibilidad de una segunda parte, Chaparro ha señalado que nunca escribe pensando en secuelas, sino que siempre busca crear historias redondas en las que todas las piezas encajen al final. Por lo tanto, ha indicado que los lectores tendrán que llegar hasta el final de «Delito» para descubrir qué sucede y que de momento no sabe si habrá una continuación.

En cuanto a su interés por la novela negra, la escritora ha confesado que le apasiona este género literario porque le permite entender mejor al ser humano. Chaparro ha explicado que en sus novelas no solo habla de investigaciones policiales, sino también de los monstruos, los odios y los miedos que llevamos dentro y que nos llevan a situaciones límite en las que podemos convertirnos en héroes o villanos. Escribir sobre estos temas le funciona como terapia gratuita, según ha confesado.

Chaparro también ha hablado sobre el tema del suicidio, que aparece en «Delito». La autora ha explicado que sus novelas hablan de temas de actualidad porque no se puede abstraer de lo que sucede en la sociedad.

En esta novela en concreto, el suicidio es uno de los temas principales, ya que la primera secuencia es la de diez personas que se arrojan al vacío desde un hotel. Este hecho le ha permitido a Chaparro hablar sobre las razones que llevan a las personas a cometer suicidio y sobre qué estamos haciendo mal como sociedad.

Ahora que tenemos varios casos mediáticos recientes, la escritora reflexiona sobre cómo se sienten las familias o parejas de un violador. Para ella, las víctimas son las personas que sufren el delito pero también hay otro tipo de víctimas que son los familiares.

«A mí me interesaba también estudiar emocionalmente, y sale en la novela, a los familiares de un violador […]. Y en la novela hay reacciones muy distintas ante un mismo hecho», ha señalado.

«Un violador no viola por un orgasmo, un violador viola por la sensación de poder que tiene cuando está violando a una mujer. La sensación de dominio, de control, de machaque…», ha añadido.

Para finalizar, Chaparro ha asegurado que mojarse en redes sociales le ha pasado factura: «He tenido problemas de acoso y tuve un problema muy muy muy muy grave con amenazas constantes de muerte, con publicación de mi dirección, del colegio de mis hijas, con un intento de agresión en la calle, con persecuciones, y llevé a esa persona dos veces a juicio y de hecho ha tenido condena de cárcel conmutable por orden de alejamiento».

DEJA UNA RESPUESTA