La vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado este sábado que los que critican que el PSOE use los reales decretos quizás pensaban que «iba a sentarse a verlas venir cuando llegó al Gobierno», pero este partido «sabe gobernar con 200 diputados y con 84».

Durante la clausura del Comité Regional del PSRM-PSOE, celebrada en Murcia, Calvo ha asegurado que el gobierno socialista «ha convertido en 9 meses la política en respuesta» y que los reales decretos son «formas normales de gobernar que se utilizan en todos los países del mundo».

«De hecho, Mariano Rajoy, con mayoría absoluta, aprobó 27 reales decretos. Eso sí que es tener arte», ha ironizado la vicepresidenta del gobierno, quien ha dicho no entender por qué al Ejecutivo de Pedro Sánchez «se le mira tanto» por utilizar esta herramienta.

Ha asegurado que la política está cambiando de registro como lo hace la sociedad, que ahora es más plural, y por ello, según ha apuntado, el Gobierno del PSOE quiere hablar con todos los partidos porque «todos los partidos con representación en las instituciones han sido puestos ahí por los españoles».

«Ya no hay ganadores y perdedores», ha declarado la líder socialista, quien ha abogado por la negociación entre las fuerzas políticas para llegar a acuerdos que beneficien a todos los españoles.

A su juicio, «el resto de partidos está contra el PSOE, lo que significa que el partido está en el sitio adecuado», en el de «resolver los problemas de la gente y no en entelequias como que España es mía porque lo digo yo, en las que algunos quieren centrar el debate», y por eso no se han podido debatir los Presupuestos Generales del Estado (PGE), ha asegurado.

«Un país que nos incluye a todos no puede repetir la historia de una España correcta y otra incorrecta», ha afirmado Calvo, quien se ha preguntado si las manifestaciones que ayer recorrieron las calles de todo el país eran incorrectas, como algunos, según ha señalado, han intentado hacer ver.

En este sentido, ha criticado que ciertos sectores de la derecha «llegan tarde» al debate sobre el feminismo y se inventan el significado del concepto «como lo hacen con lo que es España», porque es «una falta de respeto, tras lo que ha dicho sentirse orgullosa de los millones de personas que ayer, 8 de marzo, salieron a manifestarse por la igualdad y de los hombres socialistas que se declaran feministas.