Este fin de semana han tenido lugar numerosas protestas violentas en ciudades como Madrid, Barcelona, Logroño, Málaga, León o Santander convocadas para protestar contra las restricciones establecidas como el toque de queda o los confinamientos selectivos.

En las diferentes manifestaciones se han producido cargas policiales, destrozos de mobiliario urbano, quema de contenedores e incluso destrozos y robos en algunas tiendas.

Como contamos en este artículo, la violencia en las calles continúa apuntando a la extrema derecha por más que los medios intenten señalar lo contrario. Diferentes convocatorias en redes sociales, de las que queda constancia en varias capturas, señalan a la extrema derecha y pseudonegacionistas.

Carmen Romero
Carmen Romero

Grupúsculos de extrema derecha

Tras los actos vandálicos sucedidos en Barcelona, el director de los Mossos atribuía a grupúsculos de extrema derecha los disturbios “muy violentos” y sospechaba de una coordinación con otras ciudades españolas y también de Italia. En declaraciones a RAC1, Pere Ferrer ha explicado que se trata de grupos «con el perfil de extrema derecha» y en los próximos días analizarán más lo ocurrido y a sus instigadores a partir de las identificaciones y del trabajo policial. «Además -ha añadido- en Barcelona hemos visto grupos de extrema derecha muy violentos, organizados, habrá que investigar para evitar que esto se repita», señaló.

Este hecho narrado por Ferrer se puede comprobar de forma sencilla en Logroño, uno de los puntos más violentos del fin de semana, ya que fue el responsable nacional de las juventudes del partido neonazi Democracia Nacional quien anunciaba concentraciones en Barcelona, Valencia, Logroño y Zaragoza en sus redes sociales y pedía «máxima difusión».

Imagen

 

Carmen Romero, periodista y colaboradora del medio alternativo Nueva Revolución, ha criticado a través de su cuenta de Twitter que «las calles llenas de nazis y gente de izquierdas pensando que la revolución está en el Twitter y en hacer análisis de series progres de Amazon Prime. A dormir que es tarde»

Una estrategia estudiada

Las pruebas son muchas, sin embargo, Santiago Abascal, líder de la extrema derecha en España, ha culpado a la extrema izquierda y a los menas de los actos de violencia, y se ha mostrado muy comprensivo con las protestas que se han producido en contra de las medidas restrictivas.

Abascal ha pedido «a la policía que proteja el derecho de manifestación a través de sus redes sociales. Asimismo, pide que se «identifique y detenga a la extrema izquierda, los menas e infiltrados que están provocando disturbios y saqueos».

También justifica que las manifestaciones asegurando que son producto de la indignación de los ciudadanos. «Hay más motivos que nunca para protestar contra este gobierno que nos arruina», ha publicado en las redes sociales.

Ignacio Garriga, siguiendo esta lógica, ha escrito en su cuenta: «Los llaman negacionistas. Son trabajadores en el paro, padres sin nómina para alimentar a sus hijos, autónomos que no tienen trabajo y que hoy han visto su cuota aumentada. Españoles corrientes de Barcelona, hasta las narices de ser encarcelados y condenados a la miseria».