La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha presentado este martes junto al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, y ha afirmado que los «tres grandes equipos» madrileños (Real Madrid, Atlético y Rayo) deben recibir «lo que necesiten» por parte de la ciudad, debido «al papel tan relevante que tienen».

Carmena y Pérez han dado inicio a la definitiva «cuenta atrás» del proyecto, cuyas obras empezarán el próximo verano, cuando concluya la temporada, con un presupuesto de 400 millones de euros y que proveerá al estadio de una cubierta abatible que le dará un aspecto exterior futurista, doce metros más de altura y un hotel de lujo.

«Los grandes deportes y muy especialmente el fútbol son una corriente que estimula (…), que moviliza a las grandes masas», ha señalado Carmena, que se siente «muy orgullosa» por haber sabido «acompañar» las líneas estratégicas del club y haber conseguido alcanzar un «consenso» con la entidad presidida por Pérez.

El plan especial para reformar el Santiago Bernabéu se aprobó en el Pleno municipal en mayo de 2017, con los votos a favor del PP, Ahora Madrid y Ciudadanos y la abstención del PSOE, con lo que se dio un definitivo espaldarazo a la iniciativa después de que hubiera decaído en los tribunales.

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de febrero de ese año anuló la autorización que el Gobierno de la Comunidad de Madrid dio en noviembre de 2012 a la modificación puntual del Plan General de Urbanismo que aprobó el Pleno municipal para permitir la remodelación del estadio Santiago Bernabéu.

Carmena ha dicho que, en una conversación con Pérez antes del acto de esta mañana, el presidente del Real Madrid le ha confesado que pasó «un calvario» hasta llegar a este punto y que la condición de exjueza de la alcaldesa «ha facilitado las cosas».

«Hemos optado por el urbanismo del consenso», ha señalado Carmena, que ha subrayado el «auge tan extraordinario» que experimenta en la actualidad la participación femenina en el deporte, ámbito que considera «absolutamente imprescindible» apoyar por los valores que aporta, su «trascendente» componente «emotivo y lúdico» y porque «solamente se florece con los equipos».

El plan especial de la reforma ordena en total 90.000 metros cuadrados de los alrededores del Santiago Bernabéu, y el club costeará los 13 millones de euros de la remodelación de 37.000 metros cuadrados de espacio público.

Este espacio se concentrará en dos plazas, una en el frontal de la Castellana, donde se eliminarán tanto las zonas de aparcamiento como el surtidor de combustible, y otra en la plaza de los Sagrados Corazones, que ocupará el solar donde ahora se ubica el centro comercial ‘La Esquina del Bernabéu’, que será demolido.

Carmena ha agradecido a Pérez por hacerse cargo de este apartado del proyecto, y ha apuntado que la voluntad de «un equipo que genera tanta riqueza» de «devolver parte de ese patrimonio a la ciudad de Madrid» no hace más que «expresar esa gran idea de la solidaridad que es una ciudad».