13Shares
El carnaval de Cádiz 2018|Fuente: codigocarnaval.com

Andrea Manzano

El Gran Teatro Falla de Cádiz vivió la final del COAC 2018, en una emocionante y larga jornada carnavalera que tuvo su inicio a las 20:30 del viernes diez de febrero, y se alargó hasta altas horas de la madrugada. Con la lectura del dictamen del jurado, que decidía el concurso, a las 7:45 de la mañana, se ponía fin a la 58a  edición de un concurso que, este año, ha sido más crítico que nunca.

Quien más y quien menos, sabe que el Carnaval de Cádiz es muy particular. Tanto por la forma de vivirlo, como por el concurso que desarrollan, que tiene un largo recorrido. En el COAC, nombre oficial del concurso, se compite en cuatro categorías: coros, cuartetos, chirigotas y comparsas.

Este carnaval, fiesta de interés turístico internacional, es conocido por numerosas características, pero una sobresale por encima del resto: la feroz crítica social y política. Los diversos autores de este carnaval, conocedores de la actualidad, usan el concurso como cauce reivindicativo que, gracias a los diversos arreglos artísticos, hacen llegar al público sus protestas.

Y este año no ha sido menos. Nadie se ha librado de la crítica. La situación de Cataluña, la falta de libertades, o los problemas judiciales de nuestros políticos han sido temas recurrentes. A estos temas se les han unido nuevas reivindicaciones: libertad para la mujer, la crítica a Kichi por la situación de Cádiz, los problemas de la familia real e incluso el falso patriotismo de España.

Memorables han sido numerosas actuaciones. Empezaremos por ‘La Familia Verdugo’, una chirigota que, ataviados de verdugos del XVIII, quisieron parodiar la situación catalana y la aplicación del art. 155, pero de una forma muy particular. En concreto, simularon la decapitación de Carles Puigdemont, incluyendo en la misma pieza un referéndum entre el público asistente en ese momento, e invitándole al expresident simulado a limpiarse las lágrimas en una bandera de España. Esta letra de una agrupación que no pasó a cuartos generó un revuelo de ámbito nacional que trascurrió ajeno a los aficionados del carnaval, conscientes del nivel de sátira del concurso. Por su parte, el cuarteto ‘Los de la Gran Puñeta’ le dedicaron un cuplé al expresident Oriol Junqueras. Al finalizar dicho cuplé, mandaron a Carles Puigdemont a tomar por culo

El tema del patriotismo ha sido muy parodiado. Aquí, en concreto, queremos destacar los pasodobles de las comparsas ‘La Playa’ y ‘Los Ángeles de la guarda’. Estas agrupaciones critican el enarbolamiento de la bandera española contra el independentismo. En concreto, ambas critican que se saque la bandera solo por la unidad del territorio, pero no lo hacen para criticar a un gobierno que ha arruinado a tantísima gente, o contra los recortes en sanidad, el paro…

El tema de la educación ha sido clave. El coro ‘Don Taratachín’, agrupación que abrió la Gran Final en este 2018, pidió a los chavales que estuvieran escuchando que estudiaran y se prepararan, porque, según ellos, es la gente de a pie la que levanta el país, a pesar de la clase política. Por su parte, la comparsa ‘Pueblo llano’ le dedico un pasodoble a esos padres que se sacrifican para que sus hijos puedan ir a la universidad, y se preguntan porqué no aparecen sus nombres en el título universitario de sus hijos.

La comparsa ‘Las Irrepetibles’, predominantemente femenina, quiso acordarse de la víctima de la manada. Criticaron el cuestionamiento al que se está viendo sometida la víctima, el doble rasero de la vestimenta femenina(según ellas, si una se arregla para trabajar, no pasa nada, pero a la hora de salir de fiesta…)Esta comparsa femenina finaliza de esta forma “Después de esquivar la cornada de aquella manada, salgo y celebro, cada semana, que sigo viva”

Los problemas judiciales de la familia real ha sido el tema del segundo pasodoble de la chirigota ‘No tenemos el Congo para farolillos’. En esta pieza, se cuentan los problemas de la familia “Borbongo”, pero son unos problemas muy similares.

La política exterior ha sido parodiada gracias al ‘Grupo de Guasa’. De la mano del gran Selu, esta chirigota pone en escena a los principales líderes internacionales: Donald Trump y su esposa Melania, Kim Jong-Un, Putin, Nicolás Maduro y la reina Isabel II. En esta chirigota se ponen en escena diversos problemas: medio ambiente, seguridad internacional, etc. En esta chirigota, Donald Trump llega a decir que es el “Kichi de Nueva York”.

En definitiva, vemos como esta edición ha sido más ácida que nunca. Poniendo en escena de una forma amena los problemas de la sociedad, tanto española, como andaluza y gaditana, son capaces de llevar a cabo reivindicaciones de gran calado, que este año han sido muy difundidos por las redes sociales.

13Shares

Deja un comentario