La activista, Carola Rackete, de 31 años, ha quedado en libertad esta misma tarde del martes según ha confirmado la organización a eldiario.es. La capitana del Sea Watch fue detenida en la madrugada del sábado tras desembarcar sin autorización en Lampedusa a cuarenta inmigrantes rescatados en el Mediterráneo central y que llevaban 17 días en el mar esperando puerto.

La jueza de Agrigento, Alessandra Vella, no ha convalidado su detención y ha rechazado el delito de «resistencia y violencia a una nave de guerra». Carola había sido acusada de saltarse el alto de la Policía y golpear a una nave militar.