A la atención del coordinador y secretario de organización de IU.

Por la presente os comunico, no sin pesar, mi baja como militante de Izquierda Unida, la organización a la que he pertenecido con orgullo desde su fundación, pero que hoy me resulta irreconocible por el deterioro de su política, su discurso y sus métodos de actuación interna.

Vídeo Recomendado:

A lo largo de los últimos meses me he visto sometido a una campaña de acoso y linchamiento político con la pobre excusa de haber promovido Actúa como plataforma de intervención política con el objetivo explícito de recuperar la confianza y los votos perdidos por amplios sectores de la izquierda. Incluso se me ha llegado a acusar por ello de transfuguismo.

Mis discrepancias y las de la formación a la que pertenezco, Izquierda Abierta, respecto a la estrategia de la actual dirección de IU, se han manifestado siempre a las claras, abiertamente, lo han hecho compañeras y compañeros en los Órganos, y todo desde el convencimiento de que el rumbo emprendido por la Dirección Federal conduce a la irrelevancia y a la paulatina disolución de IU. Pero las discrepancias no tienen cabida cuando lo que prima es el asentimiento por aclamación y el culto al líder.

De modo que la respuesta no sólo ha sido la de rechazar cualquier diálogo o colaboración, sino el inicio de una especie de caza de brujas contra la pluralidad interna. El último paso ha sido el envío a mi vivienda familiar de un nuevo burofax, dando continuidad al acoso, incluso después de haber anunciado el abandono de mis cargos y acta de diputado, en una demostración de encono que tiene el camino predeterminado hacia mi expulsión, sin competencia, garantías ni capacidad de recurso. Frente a la citada acusación de transfuguismo, hago coincidir mi adiós como militante de IU con la entrega del acta, creo que es otra demostración clara de la transparencia con la que estoy procediendo en todo momento.

Prefiero, por tanto, ahorraros tan engorroso trámite quitándome de en medio, al igual que lo hice también, con dolor de corazón, del cargo de diputado de la Junta General del Principado de Asturias.

Quiero agradecer a la gran militancia de IU el honor de haberla representado como coordinador de Asturias y Federal. Nada de lo que hoy pasa empaña la lucha y el compromiso de toda una vida.

Quiero también, por último, expresar mi apoyo y colaboración con IU de Asturias, independientemente de mi cese como militante.

Siempre nos encontraremos en la lucha de la izquierda.