Borrador automático

El PP ha sufrido una derrota histórica en las elecciones generales de este domingo al perder más de 4 millones de votos y 72 escaños con respecto a los comicios de 2016. Esta caída lo sitúa por debajo del suelo electoral de la Alianza Popular de Manuel Fraga en 1986, cuando logró 105 escaños y el 25,97% de los votos.

Pablo Casado, el presidente del partido, ha cosechado esta derrota a los nueve meses de hacerse con las riendas del partido el pasado mes de julio, tras dejar el cargo Mariano Rajoy por la moción de censura. La renovación del Partido Popular a cargo de Casado, tras una larga época de escándalos políticos y una alargada sombra de corrupción, ha resultado un enorme fracaso y la cabeza del líder popular corre serio riesgo.

Las encuestas apuntaban un claro retroceso del PP frente a Ciudadanos y ante el avance de Vox, pero la debacle se ha confirmado esta noche al quedarse el partido naranja cerca de superarlo, quedándose solo a 8 escaños de lograrlo.

Pablo Casado encabeza el peor resultado del PP en su historia. El partido había registrado dos ciclos ascendentes con sendas mayorías absolutas logradas por José María Aznar (2000) y Mariano Rajoy (2011), a las que siguieron sendos batacazos electorales en el año 2004 (de 183 escaños se pasó a 148) y en 2015 (de 186 a 123 diputados).

Este último resultado supuso la pérdida de 63 escaños, pero aún ha sido mayor el descalabro de esta noche porque la caída, con casi el 73,5% escrutado, es de 72 escaños.

Deja un comentario