El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado que su partido va a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Abusos policiales aprobada este jueves en el Parlamento vasco. Según ha recalcado, fue una sesión en la que los policías y guardias civiles fueron «insultados de forma absolutamente indigna» por parte de Bildu y, a pesar de eso, el PSE-EE «voto a favor» de esa norma «falsa» y «ofensiva» que «intenta confundir víctimas con verdugos».

El Parlamento vasco aprobó esa reforma de la ley de reparación de víctimas de abusos policiales que habían impulsado el PNV y el PSE-EE gracias a que EH Bildu y Elkarrekin Podemos se abstuvieron, mientras que el PP votó en contra. En el debate se vivió una gran bronca, ya que un diputado de Bildu comparó con ‘nazis de Nuremberg’ a miembros de la Policía y la Guardia Civil.

En un acto en Huelva en apoyo de la prisión permanente revisable, Casado ha expresado su apoyo a las Fuerzas de Seguridad del Estado y ha lamentado que los policías y guardias civiles fueran «insultados de forma absolutamente indigna por parte de Bildu» en el Parlamento vasco.

El presidente del PP ha recriminado a los socialistas vascos que no se levantaran de esa sesión parlamentaria como hizo el PP vasco tras escuchar las «acusaciones inaceptables» a las Fuerzas de Seguridad de los «amigos» de los «matarifes» y «asesinos de ETA».

«Hemos tenido que escuchar como los herederos de ETA y los que han defendido 800 asesinatos en España, llamaran nazis a la Policía nacional y a la Guardia civil. Y después de oír eso, el Partido Socialista votó a favor de esa ley de abusos policiales, una ley falsa y ofensiva que intenta confundir víctimas con verdugos», ha denunciado.

Por eso, ha avanzado que el PP va a presentar un recuso de inconstitucionalidad contra esa ley de abusos policiales aprobada en el Parlamento vasco. De la misma manera, ha añadido que registrarán otro recurso similar contra la ley de abusos policiales aprobada «recientemente» por el Parlamento navarro con los apoyos de «abertzales y el PNV».

REFORMAS EN EL CÓDIGO PENAL Y LA LEY PENITENCIARIA

Después de que el Gobierno haya contado con el apoyo de Bildu para convalidar esta semana en el Congreso sus decretos sociales, Casado ha dicho que no «entiende» a «qué grado de indignidad ha llegado» el Gobierno de Pedro Sánchez. Según ha añadido, tienen que «aguantar» al dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi diciendo que los votos de Buldu son «decisivos para el Gobierno de España».

En este contexto, Casado ha adelantado que si gana las elecciones y llega al Palacio de la Moncloa cambiará la legislación para que los delitos de terrorismo «no prescriban» y se puedan «seguir investigando esos crímenes».

Además, modificará el Código Penal para prohibir actos de enaltecimiento a los etarras que salgan de prisión y cambiará la Ley General Penitenciaria para que los etarras colaboren «efectivamente» en el esclarecimiento de los 300 asesinatos que siguen impunes si quieren acceder a «un grado penitenciario más favorable».

Casado ha señalado que las medidas que ha anunciado evidencian el «compromiso real» del PP con las víctimas de «crímenes espeluznantes», las «víctimas de ETA» y con las Fuerzas de Seguridad del Estado. A este respecto, ha reiterado que si es presidente cumplirá con la efectiva equiparación salarial, actualizando la ley, que supondrá 700 euros al mes para la guardia civil y 500 para la policía.

DICE QUE SÁNCHEZ SOLO BUSCAR SEGUIR EN MONCLOA

Casado ha afirmado que lo que está sucediendo en España es «inadmisible» y lo ha achacado a que Pedro Sánchez quiere «permanecer» en el Palacio de la Moncloa. En este punto, ha acusado al jefe del Ejecutivo de «aliarse con los proetarras» y de «aceptar una negociación con Torra y Puigdemont como ha reconocido Iceta», primer secretario del PSC.

Además, ha señalado que Sánchez no dice «nada» cuando el líder de Podemos, Pablo Iglesias, le está «pidiendo el Ministerio del Interior», un partido que «ha dicho que está a favor de la independencia» y en sus filas han llegado a asegurar que la «lucha armada» era «algo comprensible».

Por todo ello, el presidente del PP ha pedido «optimizar esfuerzos» apoyando al PP para que Sánchez no ceda «la dignidad de una nación» a los independentistas o a Bildu, ya que, en su opinión, «Otegi, Torra, Puigdemont e Iglesias volverán a hacer presidente» al actual jefe del Ejecutivo.