El líder del PP, Pablo Casado, ha señalado este martes que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «es un peligro público para España» y «el presidente más radical y más sectario que ha tenido este país porque ha pactado con los enemigos de la nación».

«España es un estado maravilloso, una nación históricamente magnifica y, sin embargo, ellos quieren venderla a plazos y a trozos», ha afirmado Casado en un acto en Menorca junto al candidato a la Presidencia de las islas, Biel Company.

A renglón seguido, Casado ha dicho que el PP «no va a tolerarlo». «Vamos a ganar las elecciones y vamos a recuperar el rumbo de España, evitando así que este país caiga en manos de los que quieren destruirnos», ha señalado.

El presidente de los ‘populares’ ha indicado que no va a permitir que les hagan «pasar por el aro del secesionismo, del comunismo y del terrorismo de ETA». «No voy a sentarme a hablar con Bildu porque son unos terroristas que han matado a 800 personas y no han renegado de la violencia etarra», ha espetado.

En esta línea, ha hecho hincapié en la idea de que Pedro Sánchez va a pactar con el presidente de la Generalitat, Quim Torra; el expresidente catalán, Carles Puigdemont; el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegui.

«Ya han planteado un gobierno para España. Iglesias ha dicho que quiere ser ministro del Interior, Torra me imagino que pedirá Administraciones Territoriales, a Puigdemont seguro que le apetece Asuntos Exteriores y estoy seguro que Otegi va ha pedir Justicia», ha bromeado.

RECHAZAR EL CARA A CARA, UN «DESPRECIO» A LOS ESPAÑOLES

Casado ha cargado contra Pedro Sánchez por rechazar un cara a cara antes de las generales, algo que, a su juicio, supone un desprecio a millones de españoles». También ha criticado que no quiera confrontar su modelo con el PP al rehuir ese debate.

En esta línea, ha recriminado al presidente del Gobierno de «esconderse, taparse la cara y no participar en debates ni en ruedas de prensa». Si embargo, ha advertido de que la gente le ve «pactando en Pedralbes y rogando los votos a Otegi». LAS MEDIDAS DEL PP

Casado ha aprovechado el acto del PP en Menorca para explicar a los simpatizantes y afiliados del partido algunas de las medidas que llevará a cabo en el caso de ser elegido como presidente del Gobierno central.

En esta línea, ha destacado propuestas como la supresión del impuesto de patrimonio, de donaciones, de sucesiones y de actos jurídicos documentados, la bajada del impuesto de sociedades y la ampliación de la tarifa plana para autónomos.

Asimismo, ha anunciado que los parados de larga duración no pagarán impuestos en los dos años siguientes a que emprendan un negocio o una actividad. «Vamos a dar oportunidades para que los españoles no tengan que estar solo dependiendo de un subsidio», ha aseverado.

Además, se ha comprometido a eliminar las tasas que gravan específicamente el turismo, porque «son disuasorias y no generan la competitividad que necesitan las Islas Baleares», ha señalado. También ha dicho que combatirá la ‘turismofobia’, que es «el enemigo de la economía productiva».

Casado ha explicado que estos compromisos el PP los llevará a cabo vinculándolos al sistema de financiación autonómica para que esta pérdida de recaudación no afecte a los servicios que tienen que prestar a las autonomías.

«HUMILLANTE» HABLAR DE LOS ‘PAISES CATALANES’

El presidente del PP ha recordado la partida presupuestada para las Islas Baleares en más de 200 millones por el PP, que se congeló con la llegada de Sánchez. «Y la presidenta Armengol no dice absolutamente nada», ha añadido.

Finalmente, ha calificado de «humillante» que se diga que Baleares «forma parte de unos inexistentes Países Catalanes» y ha recalcado que las islas «no son un apéndice de nada ni de nadie». Por eso, ha dicho que pondrá orden en este «cachondeo de la izquierda, los pancatalanistas e independentistas».