El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha evitado este domingo rechazar que Vox entre en un hipotético Gobierno presidido por él en el caso de que la derecha pueda sumar para echar a Pedro Sánchez de la Moncloa tras las elecciones del 28 de abril. Su impresión es, no obstante, que la formación que preside Santiago Abascal, «no entraría» en ese Ejecutivo como no quiso entrar en Andalucía. 

En una entrevista en El Objetivo de La Sexta, Casado ha vuelto a defender la «optimización» del voto de la derecha haciendo un llamamiento a Ciudadanos para configurar una lista conjunta al Senado a menos de 24 horas de que este lunes finalice el plazo de presentación de candidaturas, e instando a Vox a que no se presente en las provincias pequeñas.

«Tenemos que trazar estrategias electorales que optimicen el voto. La mezcla de Vox Ciudadanos y PP puede hacer suma», ha señalado. Respecto al Senado, ha asegurado contar con encuestas que dan por hecho que su partido no podría revalidar su mayoría absoluta ya que yendo en solitario los populares obtendrían «70 escaños», si bien presentándose conjuntamente con Ciudadanos alcanzarían los 120

En cuanto a Vox, Casado ha evitado tildar al partido de «extrema derecha». «Tienen propuestas absurdas como la de llevar armas por la calle, o como decir que no es compatible la apuesta contra violencia de genero y la lucha contra la violencia doméstica», ha apuntado. 

«Somos distintos a Vox, estamos a favor de las autonomías, no estamos a favor que se expulsen a los inmigrantes sin juicio, ni que se puedan llevar armas por la calle», ha zanjado. Preguntado por las declaraciones de Abascal, que esta semana acusó al PP de ser la «derechita cobarde», Casado ha afirmado que «el coraje es tener ideas para España y Vox no las tiene».

Al abordar el auge de la lucha feminista, el líder del PP ha señalado que «la izquierda intenta enfrentar a los hombres contra las mujeres» e «intenta criminalizar a los hombres».

DEJA UNA RESPUESTA