El líder del PP, Pablo Casado, ha querido matizar este jueves el ofrecimiento velado que hizo ayer al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, planteándole ser su ministro de Asuntos Exteriores en el caso de conformar un Gobierno de coalición entre ambas formaciones. Casado ha explicado hoy que ese ofrecimiento no iba en serio.

«No estamos para ofrecer cargos y menos antes de que se forme gobierno», ha dicho el líder del PP en un acto en Madrid. No obstante, a renglón seguido, Casado ha asegurado que Rivera «sería mucho mejor ministro que Borrell o mucho mejor vicepresidente que Carmen Calvo».

También ha rechazado «lecciones» sobre regeneración por parte de Ciudadanos y ha insistido en que la referencia a Exteriores «fue un comentario que no era ningún recado». «Mi relación con Rivera es buena, los pactos han sido positivos y tengo el máximo respeto a Ciudadanos».

«Mi pesar es porque después de un mes de ofrecimiento haya esperado a que se cierren los plazos para dos horas después plantear un Gobierno de coalicion», ha añadido. A juicio de Casado el «voto urgente y el voto necesario es al PP porque si se fragmenta el voto de centro derecha Sánchez va a seguir gobernando».

DEJA UNA RESPUESTA