El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha reconocido este sábado que no le hace «ni pizca de gracia» que, «viniendo de un terrorista», el dirigente de EH Bildu, Arnaldo Otegi, haya dicho que hay que poner «el foco» sobre él y su familia.

Durante su intervención en un mitin organizado en Salamanca, Casado ha atacado al Gobierno por recibir los votos de Otegi y estar «pactando» con «terroristas» para la aprobación de los decretos en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, tras lo que observa al dirigente de Bildu «riéndose» y reprochando al Estado la «guerra sucia del GAL».

Ha acusado a la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, de tratar de «lavar su conciencia» al pedir a Bildu que pidan «perdón» por los atentados terroristas de ETA, y a cambio haber recibido del partido vasco «el gran sopapo» de la contestación sobre la «guerra sucia».

Casado ha sostenido que el PSOE «no es capaz de mirar a sus víctimas a la cara y explicarles por qué reciben los votos de Arnaldo Otegi.