«Comparto esa necesidad de ir unidos para evitar que el PSOE caiga en las garras de los que quieren romper España», ha proclamado Casado en un acto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid rodeado de sus cabezas de lista al Congreso. La dirección nacional del PP ha renovado casi el 80 por ciento de sus número uno y no ha incluido a ningún partidario de la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría como número uno.

Ante las posibles críticas de aquellos que no repiten como cabeza de cartel -solo 12 de 52 con respeto a los comicios de julio de 2016-, Casado ha señalado que «hay mucho más que los números uno y hay otras Cámaras» en las que hay que hacer candidaturas y en las que también quiere contar «con los mejores». En su opinión, han cumplido con «el compromiso de que nadie se queda descolgado».