Pablo Casado no va a enseñar sus cuatro trabajos a los medios de comunicación. Desde la sede del PP indican que no tiene ninguna obligación de hacerlo y recuerdan que ya estuvo reunido durante horas con sesenta periodistas, aunque estos no tuvieran oportunidad alguna de ver el contenido en profundidad.

El presidente del PP solo los entregará los trabajos a la Justicia si se abre una investigación y se los reclaman. De esta manera, está pidiendo que no pese sobre él ninguna sombra de sospecha, pero oculta los textos a la opinión pública.

Aún así, da sus razones para no enseñarlos. No quiere “fomentar el cotilleo de si son buenos o malos“, no desea que “algunos sigan estirando el chicle para perjudicar al PP” y considera que se ha excedido en dar explicaciones y se le ha vuelto en contra.

Casado ha decidido demostrar su inocencia desde su postura de limitar información a los medios. Sus abogados han enviado un escrito de alegaciones al Alto Tribunal, sin que nadie se lo haya pedido, para defenderse dando su versión de los hechos. El PP trata de desmontar a través de este texto de los delitos de los que se le acusa: cohecho impropio y prevaricación administrativa.

El PP está convencido de que Casado no será imputado “bajo ningún concepto”.

4 Comentarios

Deja un comentario