Pablo Casado es el nuevo presidente del Partido Popular tras haber conquistado el apoyo de la mayoría de los 3.082 compromisarios del Congreso del PP celebrado este fin de semana en Madrid. Según fuentes de su entorno, la diferencia entre ambos es de 40% a 60%.

Casado no fue la candidatura más votada en la primera vuelta de las primarias, en la que los militantes dieron la victoria por la mínima a la candidatura de Sáenz de Santamaría. Pero tras haber recibido el apoyo de María Dolores de Cospedal y el resto de candidatos que no accedieron a la ronda definitiva, los resultados dieron una vuelta.

Pablo Casado pretende girar aún más a la derecha al PP. En su último discurso antes de las votaciones ha hablado de “un partido sin complejos que defienda la unidad de España y la familia“. Se ha presentado ante el congreso del partido como el único capaz de “liderar la España de los balcones y las banderas” frente al desafío independentista catalán.

El discurso de Casado ha pasado por puntos muy escorados, por ejemplo, haciendo mención a la Catalunya constitucionalista: “Hay que recuperar Tabarnia“. Además, ha manifestado su rechazo al derecho del aborto y a la eutanasia y ha criticado la “ideología de género“, término que suelen utilizar quienes tratan de desacreditar al feminismo.

Casado ha prometido que integrará en su dirección a todas las personas del equipo de Santamaría que quieran hacerlo.

Deja un comentario