El presidente del PP, Pablo Casado, ha reivindicado este sábado el legado de la exalcaldesa de València Rita Barberá, y los expresidentes valencianos Alberto Fabra, Francisco Camps y Eduardo Zaplana, para el que ha pedido “humanidad en su trato penitenciario”.

Casado ha clausurado hoy en el Oceanogràfico de València el acto de presentación de los candidatos de su partido a las tres capitales de provincia: María José Català por València, Luis Barcala por Alicante y Begoña Carrasco por Castellón.

“El PP ha dado las mejores páginas de su historia a la Comunitat”, ha asegurado Casado, quien ha situado a la región como “dique de contención” frente al independentismo, dada su vecindad con Cataluña.

“Estoy orgulloso de sus luces, pero también tenemos que mirar adelante. A pesar de sus sombras, el PP consiguió superar años de conformismo y hacer de la Comunitat una región líder en el Mediterráneo”, ha agregado

Sobre la figura de Rita Barberá, Casado ha reprochado que Ciudadanos fue quien exigió su expulsión en las negociaciones para la investidura de Mariano Rajoy en 2015 y 2016 y ha recordado que el PP tuvo que aceptar “sus peticiones humillantes” en este sentido.

“Lo hizo Ciudadanos por un acuerdo de Gobierno, se lo dije a sus hermanas (las de Baberá) y ahora pienso que ella, una vez más, antepuso los intereses de València y España a los suyos, y lo hizo a petición de los mismos que pidieron que Pilar Barreiro se marchara para pactar un Gobierno en Murcia”, ha agregado Casado.

“En la vida hay que ser honesto y reconocer las cosas, hacer balance, pero hay que dejar muy claro quién tiene la responsabilidad con pleno respeto a su legado y memoria. Estamos muy orgullosos de lo que hizo por València y España, y creo que María José (Català) va a encarnar ese espíritu que nadie quiere patrimonializar, pero que creo que es justo recordar, por ella y por lo que hizo”, ha señalado.

Deja un comentario