Casado ha insistido en que esta cuestión será una prioridad para él en caso de acceder a la Moncloa tras las elecciones generales del 28 de abril y ha remarcado que los cambios que se impulsen deberán ir siempre acompañados de la libertad de elección de los progenitores.

El líder ‘popular’ ha apostado por un nuevo modelo educativo en el que prime la evaluación pública del Estado y en el que exista un MIR de educación a nivel nacional, acompañado de medidas como un mayor refuerzo a la Formación Profesional Dual.

Asimismo, ha destacado la necesidad de conducir el sistema hacia un modelo en que no existan barreras lingüísticas y en el que en las comunidades autónomas en general prime un sistema de bilingüismo, si bien ha dicho que en aquellas en las que existan otras lenguas habrá que apostar por el trilingüismo.

Por otro lado, ha explicado que su proyecto incluiría una inspección educativa contra el adoctrinamiento y, todo, con el objetivo de acabar con las reformas emprendidas por el PSOE y que, según ha dicho, han conducido al «fracaso».

Ante el debate existente en torno a la pervivencia de los centros especiales, Pablo Casado ha sostenido que es necesario que, también en este campo educativo prime la libertad de los padres para elegir el modelo en el que quieren que sus hijos cursen estudios .

Finalmente, el presidente nacional del Partido Popular ha defendido esa misma libertad ante la posibilidad de decantarse por el ámbito concertado.