El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado este viernes que su partido es el «mejor antídoto contra el radicalismo» de Pedro Sánchez y sus socios y ha reivindicado el legado de «concordia» del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, que considera en riesgo y que hay que preservar.

Casado ha hecho estas declaraciones en Ávila, junto a la estatua de Suárez, acompañado de su hijo y número dos del PP por Madrid, Adolfo Suárez Illana, poco antes de procesionar con la Hermandad Universitaria del Santísimo Cristo de los Estudiantes y María Santísima Sede de la Sabiduría.

Junto a la muralla de Ávila ha pedido el voto para un PP «renovado y regenerado» porque en España ahora «pintan bastos» y se está poniendo en cuestión la propia tradición histórica, ha alertado.

Ha advertido que Junts pel Cat quiere apoyar un nuevo Gobierno de Sánchez a cambio de «negociar la autodeterminación» y el líder de ERC, Oriol Junqueras, a cambio de indultos, mientras el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, lo hará para sentirse «protagonista» y Gabriel Rufián, de ERC, de «borrar» la figura de el Rey.

Todo esto va «contra la concordia, la Constitución y el interés de nuestros hijos», ha recriminado Casado, quien ha puntualizado que dice esto «sin acritud y sin radicalidad», en la línea que ha anunciado estos días de hacer una campaña «moderada».

Para Casado no es necesario modificar la Constitución, que es «permeable y moderna», aunque admite mejoras, ha manifestado ante un grupo de simpatizantes que se han congregado en la plaza Adolfo Suárez de Ávila.

Suárez Illana ha alertado de que España está «en grave riesgo de perder la concordia territorial, social y generacional que tanto ha unido a los españoles» por lo que ha pedido que el 28 de abril se llenen las urnas con los votos «de ilusión, solvencia y capacidad» que representa Casado.

Para la procesión en la que ha participado, como en lo últimos años, el líder del PP se ha vestido con el tradicional capirote de los cofrades, en este caso de color morado, y capa negra, antes de salir de la Iglesia de San Pedro con la procesión portando una Biblia como el resto de los miembros de la Hermandad.

Es la primera procesión en la que participa en esta campaña electoral, pero puede que no sea la única, ya que el próximo Jueves Santo estará en Sevilla, donde se celebra la Madrugá.

Casado ha renunciado a acudir a Málaga en la mañana de ese mismo día para la procesión del Cristo de Mena, tras la petición que ha realizado en este sentido a los líderes políticos la propia cofradía.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario