Casado tira de periodistas y personajes mediáticos para intentar mejorar los resultados del PP en las encuestas

Las encuestas denotan un progresivo hundimiento del PP de cara a las próximas generales. Para intentar evitarlo, Pablo Casado ha decidido que la mejor solución es rodearse de periodistas y personajes mediáticos en las principales candidaturas de su formación para evitar el completo desplome, ya que  algunas encuestas apuntan a que los populares podrían perder hasta 50 escaños en las generales.

Un ejemplo de este nuevo rumbo tomado por los consevadores son los tres fichajes realizados esta semana:

Pablo Montesinos. Tertuliano y comunicador. Cabeza de lista por Málaga.

Cayetana Álvarez de Toledo. Exdiputada del PP, patrona de la Fundación FAES y columnista del diario El Mundo. Número uno por Barcelona.

Juan José Cortes. Padre de la niña Mariluz asesinada en 2008 y un habitual de los platós donde ejerce como firme defensor de aumentar los supuestos de la prisión permanente revisable. Número uno por Huelva.

Quizá el más polémico de los fichajes es el de Cayetana Álvarez de Toledo. La que el 28A figurará como número uno del PP por Barcelona vivió dos legislaturas como diputada del PP, entre 2008 y 2015, aunque abandonó la primera línea de la política de partido por sus diferencias con la dirección de Mariano Rajoy. Entonces volvió a escribir en El Mundo.

En un artículo publicado en ese diario el 9 de junio, apenas cuatro días después de que Rajoy anunciara su marcha tras perder la moción de censura, Álvarez de Toledo confesó que a pesar de su militancia en el PP había llegado a votar a Ciudadanos, uno de los causantes de la caída del partido.

Tras el triunfo de Casado en el proceso interno de julio en el que ella se posicionó a su favor, la columnista abogó en otro artículo por la “fusión” entre el PP y el partido de Rivera.

Álvarez de Toledo forma parte de la plataforma antiindependentista Libres e Iguales y es patrona de la Fundación FAES que preside Aznar, además de mantener una intensa actividad vinculada a la Casa de América de Madrid y un importante compromiso contra el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro.

En una entrevista concedida a eldiario.es se mostraba en contra del movimiento feminista: “Yo no quiero que me victimicen y no quiero que hablen en mi nombre, ni que me traten como una menor de edad, que es lo que hacen. Tratan a las mujeres como menores de edad: somos adultas, tomamos nuestras decisiones”

Deja un comentario