Borrador automático

Buenos Aires, Argentina, tiene 94.000 pobres más que hace un año, y el total de personas en ese grupo llega a 585.000. Así lo reveló este lunes 15 de julio la Dirección de Estadística y Censos, que dio a conocer los primeros datos oficiales de pobreza del primer trimestre de 2019.

La cifra de pobres de la capital argentina representa el 19,1 % de la población total, quienes no llegan a cubrir el costo de una cesta básica de bienes y servicios. Unas 52.000 pasaron a ser indigentes también el último año, llevando ese número a un total a 184.000 individuos: 6 % de la población.

Estas personas sin hogar se agolpan frente a mesas en las que se reparten ropa de abrigo y comida caliente. Son los necesitados de la capital de Argentina, cada vez más numerosos y sometidos a una situación más dramática con la llegada del invierno.

La mitad de quienes vienen aquí, aproximadamente, vive en la calle. Hay familias enteras que necesitan comer; en algunos casos se nota que no están acostumbrados y sienten vergüenza de su situación”, contó a la agencia de noticias IPS un empleado de un bufete jurídico, Eduardo Alemán, quien lleva años en tareas solidarias.

Solo un año atrás, los pobres sumaban 491.000 (16 %), y los indigentes 132.000 (4,3 %). En marzo pasado, el valor de la canasta familiar (que no contempla el alquiler) para un matrimonio con 2 hijos menores era de 28.330,36 dólares. Los barrios del sur porteño registraron la situación más complicada, con los mayores indicadores de necesidades básicas insatisfechas y un 17 % de desempleo.

Las muertes de la gente que duerme en la calle se producen cuando las temperaturas bajan de 4 o 5 grados (centígrados). Esta vez tuvimos cinco muertes en pocos días en distintos lugares del país y entonces decidimos hacer ruido en los medios para que todo el mundo se movilizara”, contó a IPS Juan Carr, fundador de la Red Solidaria.

No es el momento de discutir números, sino de atender un estado de necesidad que es extraordinario”, explicó Carr.

 

Deja un comentario