Aunque la pandemia de covid-19 ha hecho que Toledo suspendiese este año la Feria y Fiestas de agosto en Toledo y se hayan restringido actividades como cines, teatros y eventos públicos, se permitirá que este viernes 14 de agosto se realice una novillada, con entrada gratuita para los menores de 13 años acompañados de un adulto.

El evento se celebrará en plena polémica tras las denuncias realizadas por colectivos antitaurinos por el incumplimiento de las medidas de seguridad en festejos similares en otras ciudades del país.

Según la medida aprobada en dicha comunidad para celebrar este tipo de festejos, se permite un aforo de hasta un 75% de la capacidad máxima del recinto, siempre que se pueda mantener la distancia de metro y medio entre los asistentes. Además las localidades deben estar pre-asignadas, algo difícil de cumplir en una convocatoria que permite la entrada gratuita a menores acompañados.

Por lo tanto, si el aforo total de la plaza es de unas 8.200 personas, el evento podría contar con más de 6.000 espectadores.

Según se anuncia en el cartel que promociona la novillada, se trata de la primera novillada «después de 20 años» con picadores y se celebrará en honor de la Virgen del Sagrario en la Plaza de toros de Toledo. En concreto, los picadores son seis de la provincia: Abraham Reina, Ignacio Olmos, Villita, Luis Pasero (debut con picadores), Miguel Zazo (debut con picadores) y Estrella Magán (novillera sin picadores).

El empresario José Montes, el mismo que el pasado día seis de agosto realizó una corrida de toros en la plaza del Puerto de Santa María, en Cádiz, es el organizador del evento, cuya entrada general costará 20 euros.

Guadalajara ha sido obligada a suspender todas las corridas de toros ante el elevado riesgo de contagio por covid-19 tras saltar las alarmas en un festejo taurino celebrado en la ciudad de Brihuega el fin de semana pasado.