El Govern de Catalunya ha abierto cuatro expedientes sancionadores a Prestige & Limousine, la firma con la que Cabify volvió a dar servicio en Barcelona, por «incumplir» con la obligación de que sus vehículos de alquiler con conductor (VTC) se contraten con una antelación mínima de 15 minutos.

El Ejecutivo catalán abre estos expedientes, de 600 euros cada uno (2.400 euros en total), después de haber «constatado» con inspecciones a pie de calle que el nuevo servicio de esta empresa, que volvió a operar en Barcelona a inicios de marzo, no respeta la antelación fijada por decreto. 

Este proceso sancionador se suma al expediente informativo que la conselleria de Territorio de la Generalitat ya abrió el pasado 11 de marzo a la compañía de movilidad para que aportara información sobre todos los trayectos de sus coches para ver si cumplen la ley. El Govern ha decidido ampliado diez días más el plazo que da a la empresa en el marco de este expediente para que «informe de manera clara e inequívoca sobre la manera cómo está operando en Catalunya» y, en concreto, explique cómo garantiza el respecto y el cumplimiento de la obligación de contratar sus coches con una antelación de quince minutos.

La Generalitat amplía este plazo al constatar que en la «documentación aportada hasta ahora» por Prestige & Limousine «falta información para poder concluir si cumple con la norma». Con la apertura del expediente informativo, el Govern instó a la compañía a aclarar los términos de contratación y prestación del servicio de VTC, según destalló la Generalitat en un comunicado.

En concreto, pidió a Cabify que detallara los servicios realizados entre los días 7 y el 10 de marzo, posteriores por lo tanto a la entrada en vigor de la nueva regulaciones, e incluso le instó a detallar la hora de contratación y el inicio de la prestación del servicio.

Cabify, que junto con Uber se fue de la ciudad cuando se aprobó que sus coches debían ser contratados con 15 minutos de antelación, decidió regresar con una suerte de triquiñuela legal. Optaron por cumplir con esta precontratación sólo en el primer trayecto de cada usuario una vez se descarga su ‘app’, al entender que es entonces cuando éste contrata sus servicios.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario