La Audiencia de Barcelona ha absuelto al expresidente de CatalunyaCaixa, el exvicepresidente del Gobierno Narcís Serra, y al exdirector general de la entidad, Adolf Todó, en el caso de los sobresueldos, así como a los otros 39 directivos implicados en el caso. El tribunal concluye que los hechos no constituyen delitos ni de administración desleal ni de apropiación indebida, tal como pedía la acusación.

La Fiscalía pedía tres años para Serra y Todó por administración desleal por los dos acuerdos del consejo de administración de la caja en el que se aprobaron las subidas salariales. Fueron en 2010, año en que la entidad se fue deteriorando hasta tener que recibir la primera ayuda de pública de casi mil millones de euros, que terminaron siendo 12.000 millones. El fiscal Fernando Maldonado rebajó al final del juicio tanto su petición de cárcel para los acusados como el perjuicio económico causado a la caja –de dos millones a 783.000 euros.

En conjunto, según los peritos del Banco de España y el fiscal, las dos subidas de sueldo de Todó de enero y octubre de 2010 provocaron un quebranto de 439.000 euros, mientras que el aumento de retribuciones del consejero delegado Jaume Massana perjudicó a la entidad en 344.000 euros. Todos los acusados defendieron la legalidad de los acuerdos y reclamaron su absolución.

Paralelamente a las subidas, con las que Todó llegó a cobrar 1,36 millones en 2010 (retribuciones variables incluidas), y aparte del rescate público millonario, la entidad puso en marcha ese mismo año un expediente de regulación de empleo que afectó a 1.300 empleados. El BBVA acabó comprando CatalunyaCaixa en 2014.

Source

Deja un comentario