El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha reclamado que el juicio al ‘procés’ se celebre en Catalunya y en catalán, ya que hacerlo en el Tribunal Supremo «vulnera los derechos lingüísticos como hablante de una de las lenguas cooficiales del Estado». «Tendré un juicio sin garantías», ha sostenido Cuixart, que ha recalcado que negando su derecho a tener un juicio en catalán la Justicia «menosprecia» a todas las personas que se comunican en esta lengua.

«Declarar mediante un intérprete blanquea la justicia española que me niega un juicio íntegro en catalán», ha afirmado Cuixart. De esta forma, aunque Òmnium no lo ha concretado oficialmente, Cuixart se decanta por declarar en castellano en su interrogatorio en el Supremo, en línea con lo que había expresado la exconsellera Dolors Bassa.

Ambos se desmarcan así de los presos de Junts per Catalunya (JxCat), Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, que han anunciado su intención de declarar en catalán y de emplear los servicios de traducción simultánea que facilitará el Supremo. Tal y como informó este diario, el uso del catalán en el juicio al ‘procés’ es una cuestión que divide a las defensas.

Cuixart ha considerado que tener que declarar con un intérprete podría perjudicar a su defensa, ya que «se pierde la literalidad, matices e implica interponer una pantalla entre el declarante y el tribunal, sea un acusado, un testimonio o un perito», ha informado Òmnium Cultural en un comunicado este sábado.

«No sólo eso: el sumario del caso incluye centenares de horas de grabaciones y documentos en catalán que el Tribunal Supremo es incapaz de entender», ha asegurado Òmnium, que ha subrayado que el único lugar en el que podría celebrarse el juicio respetando la Carta Europea de Lenguas Regionales y Minoritarias sería Catalunya, «donde se entienden y hablan las dos lenguas».

Hacer lo contrario, ha agregado la entidad, demuestra «la nula sensibilidad y respeto del Estado español por las lenguas que conviven en su territorio».  El presidente de Òmnium ha recordado que hay precedentes en los tribunales españoles de personas que han tenido que renunciar en pleno juicio al servicio de intérprete por la baja calidad de la traducción.

«Queremos declarar sin filtros. No permitiremos ni una manipulación más. Demostraremos de viva voz que no hemos cometido ningún delito y que se han inventado toda la violencia de la que nos acusan. La única estrategia violenta ha sido la de la represión contra el soberanismo», ha zanjado Cuixart.