Muy desacertada la elección de palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para pedir hoy el voto para el PP en las elecciones catalanas del 21D. El Partido Popular es el partido que ha “descabezado” a ERC y Junts per Catalunya, metiendo en la cárcel a sus líderes, y decir que quiere “seguir liquidando el independentismo” lo acerca a actuaciones propias de otra época.

En una comida con afiliados y simpatizantes del partido del Gobierno en Girona, Sáenz de Santamaría hizo ostentación de poder al afirmar que fue el presidente del PP, Mariano Rajoy, quien puso en marcha la aplicación del 155 y quien “todos los días levanta la persiana de la Generalitat de Cataluña para que gobierne para todos los catalanes”.

Ha asegurado, refiriéndose a este último punto, que las campañas electorales son momentos de retórica para los partidos, pero que hay pocas formaciones, entre ellas el PP, dotadas para la “épica”, ya que además de hablar bien ha demostrado gobernar bien.

La vicepresidenta ha remarcado que ha sido el PP y Mariano Rajoy quien ha conseguido que por primera vez los independentistas puedan dejar de sumar en unas elecciones, que la Generalitat esté al servicio de todos los catalanes o que se haya puesto fin a “los desmanes y al incumplimiento de la ley” por parte del Govern. Conviene recordar que, según la estimación de voto, el Partido Popular va a cosechar los peores resultados de los últimos años en Catalunya, en parte gracias a las actuaciones que indica la vicepresidenta.

Los comentarios llegaron incluso a dirigirse a la represión catalana y el encarcelamiento de rivales políticos, hechos informados en medios internacionales como “vergüenza española”: “¿Quién ha hecho que hoy por hoy ERC, Junts per Catalunya y el resto de independentistas no tengan líderes porque están descabezados? Mariano Rajoy y el PP”.

Deja un comentario