El PDeCAT presentará una enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para que sean rechazados por el Congreso la próxima semana. El partido lo ha decidido así este jueves, en coordinación con JxCat y en plenas negociaciones con el Gobierno central para formar una mesa de partidos que establezca un diálogo sobre la situación de Catalunya. El diputado Carles Campuzano ha dejado la puerta abierta a retirarla si el Gobierno concreta su oferta de diálogo.

«El diálogo es nuestra apuesta y seguirá siéndola», ha explicado Campuzano, que ha detallado que la propuesta del «relator» va en la dirección que buscan, pero que haría falta que el Gobierno la concretase. El PDeCAT fía toda la negociación al vínculo establecido entre la consellera de la Presidència, Elsa Artadi, y la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo. 

Mientras esto no llegue, el PDeCAT se sumará a ERC en su veto a las cuentas de Sánchez. De mantenerse ambas enmiendas a la totalidad, las cuentas del Gobierno quedarían rechazadas el miércoles de la semana que viene. Pero, hasta ese preciso momento, los grupos pueden retirar las enmiendas a la totalidad, por lo que los partidos independentistas tienen intención de apurar hasta el último día la negociación con el Gobierno. «Mantenemos todas las puertas abiertas», ha subrayado el portavoz del partido.

La decisión sobre el veto se ha producido este jueves por la tarde, a pocas horas del fin del plazo para poder presentarla, que acaba este viernes. Diputados y miembros del Govern de JxCat se han reunido este jueves en el Parlament con el PDeCAT para consensuar la posición de éstos. En el encuentro ha intervenido el líder de la formación, Carles Puigdemont, junto con el president Quim Torra o la consellera Elsa Artadi, entre otros.

Las exigencias de la formación siguen siendo una mesa de partidos que aborde el diálogo sobre la autodeterminación y cuente con algún tipo de mediación imparcial –no tienen problema con el nombre de «relator»–. Desean tener, además del compromiso del Gobierno, conocer la composición de ese foro y disponer un plan de trabajo. Si esto llega antes del próximo miércoles, aseguran, Sánchez puede contar con su apoyo para que las cuentas pasen el primer filtro. Si no, el veto se mantendrá.

Source

DEJA UNA RESPUESTA