El Tribunal Supremo ha rechazado que los seis exconsellers en prisión provisional comparezcan ante el Parlament en la comisión de investigación sobre el 155 por la «inminencia» del inicio del juicio. En un auto redactado por el magistrado que presidirá el juicio al ‘procés’, Manuel Marchena, deniega la petición de comparecencia de los acusados que había realizado el presidente del Parlament, Roger Torrent, pero deja la puerta abierta a que lo hagan «en otro momento procesal», una vez se haya celebrado la vista oral.

Los magistrados que juzgarán el 1-O consideran incompatible la declaración en el Parlament de Oriol Junqueras, Josep Rull, Jordi Turull, Dolors Bassa, Raül Romeva y Joaquim Forn con el juicio que arrancará en las próximas semanas en el Supremo, ya que los hechos que enjuiciará el tribunal e investigará el Parlament están «íntimamente ligados».

«Es previsible –concluye el Supremo– que se produzcan indeseadas interferencias entre la comparecencia ante la comisión y el derecho de defensa de los acusados en el acto del juicio oral».

Torrent había pedido que los seis exconsellers declararán presencialmente o por videoconferencia. El pasado 22 de enero, fecha prevista para la comparecencia de los exconsellers, los grupos de JxCat, ERC, CUP y ‘comuns’ no habían recibido respuesta del Supremo y criticaron el «absoluto menosprecio» del alto tribunal.