La organización Sobiranistes, en la que se encuadran Elisenda Alamany y Joan Josep Nuet, ambos provenientes del espacio de los ‘comuns’, negocian un acuerdo con ERC para acudir juntos a las diferentes elecciones. En concreto, la exdiputada de Catalunya en Comú Elisenda Alamany se halla en conversaciones para incorporarse a la lista de ERC al ayuntamiento de Barcelona, mientras que Joan Josep Nuet apuesta por acudir como número cuatro a la candidatura de Oriol Junqueras en el Congreso.

Las negociaciones entre la corriente Sobiranistes, convertida en partido hace unas semanas, y el partido republicano se han intensificado en las últimas horas. La Ejecutiva de ERC, celebrada este martes, aprobó sus listas al Congreso dejando un hueco Nuet en la de Barcelona, a falta de cerrar los últimos flecos. Mientras, las conversaciones respecto a la lista del ayuntamiento están más verdes, pues queda más tiempo, pero Alamany apuesta por sumarse a la candidatura.

Por parte de Nuet, él ya consiguió el aval de Comunistes para «acompañar» a Sobiranistes junto a ERC. Sin embargo este miércoles EUiA celebra su Consell Nacional, donde se debatirá el posicionamiento de la formación respecto a las listas. La operación es de alta complejidad porque EUiA previsiblemente aprobará acudir en la candidatura de los ‘comuns’, mientras que Comunistes, mayoritaria dentro de EUiA, apoya a Sobiranistes en su alianza con ERC.

Alamany había abandonado el grupo de los ‘comuns’ el pasado mes de febrero, convirtiéndose en diputada no adscrita. A la vez que la corriente interna Sobiranistes se transformaba en un partido independiente, Alamany constituyó su propia marca, Nova. Al mismo tiempo, Nuet compagina su membresía en la corriente Sobiranistes con la de dirigente de la formación Comunistes y coordinador de EUiA.

Con la incorporación de ambos nombres, los republicanos acabarían por acoger en sus filas a buena parte de los críticos de Catalunya en Comú, cuyas caras visibles, Alamany y Nuet, se habían distanciado en los últimos tiempos de la dirección de Colau. Con todo no se trataría de una escisión al uso al mantenerse las mismas fuerzas nominalmente dentro del espacio de los ‘comuns’.

Alamany, al ayuntamiento

Con el salto de Alamany al ayuntamiento los republicanos podrían completar una lista a la que también sumará al economista Miquel Puig, en su momento cercano a Convergència, y a Gemma Sendra, proveniente del PSC como el propio candidato a la alcaldía. Con este equilibrio, Maragall pretende formar una candidatura de sello personal y competitiva tanto ante Colau como dentro del independentismo.

Quien de producirse este encaje finalmente no acudiría en la lista de ERC al consistorio barcelonés es Ester Capella, pese a que Maragall se lo habría pedido. La actual consellera de Justicia, además, se ha mostrado favorable a quedarse en el Govern por «responsabilidad» y para no sumarse a la avalancha de cargos que abandonan el Ejecutivo de Quim Torra para ir en listas a las diferentes elecciones.

Alamany ya comenzó su trayectoria en el mundo municipal, siendo concejal en Castellar del Vallès en 2007. Tras la fundación de Catalunya en Comú, la todavía diputada entró al partido de la mano de Domènech, aspirando incluso a dirigirlo. Sin embargo fue vetada por algunas corrientes de la formación al considerar que tenía un posicionamiento demasiado escorado hacia el soberanismo, en una crisis que acabó haciendo renunciar al entonces líder y relegó a Alamany.

Source


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario