La Audiencia de Lleida ha condenado a 45 años de cárcel al cazador que mató a dos agentes rurales en Aspa (Lleida) en enero de 2017. El juez ha impuesto 22 años por cada uno de los asesinatos y otro año por un delito de tenencia ilícita de armas, además de seis meses de multa por un delito contra la flora y fauna. 

El jurado popular determinó en el juicio que el acusado I.R. disparó cuatro tiros a los dos agentes sin que ellos pudieran defenderse, pero descartó que el acusado disparara para ocultar que tenía caducado su permiso de armas. Tampoco consideró que el acusado tuviera algún problema psicológico en el momento de los hechos que le condujeran a cometer los asesinatos.

«No queda probado que disparara para que no lo descubrieran, solo el acusado puede saber por qué disparó», afirmó el portavoz del jurado en la última sesión del juicio en la Audiencia de Lleida.

Source

Deja un comentario