La Fiscalía de delitos de odio ha archivado las diligencias de investigación abiertas por el ataque al centro LGTBI de Barcelona de finales de enero después de que no se haya podido identificar a ningún autor, ha informado en primer lugar el diario Ara y ha confirmado Europa Press de fuentes del ministerio público.

Ni la Guardia Urbana ni los Mossos d’Esquadra han encontrado a sospechosos del ataque, en el que se rompieron cristales de la entrada principal y se hicieron pintadas en las que se podía leer ‘Estáis muertos’. Los hechos sucedieron la madrugada del domingo 27 de enero, una semana después de la inauguración del centro en la calle Comte Borrell, y el Ayuntamiento de Barcelona presentó una denuncia por un delito de odio.

La unidad de investigación de la Guardia Urbana ha hecho comprobaciones en cámaras de seguridad cercanas al lugar, pero no ha encontrado imágenes de los hechos. Los agentes contactaron con un testigo que explicó que había visto a dos personas vestidas de negro y encapuchadas, pero no aportó más detalles que permitieran su identificación.

Además, investigaron la grafología de las pintadas y pidieron a los Mossos si coincidía con alguna que tuvieran registrada de hechos anteriores, indagación que tampoco ha dado resultado.

Source