La Generalitat de Catalunya ha abierto un expediente informativo a Cabify para aclarar si cumple con la legalidad en su regreso a Barcelona. El Departamento de Territorio y Sostenibilidad le exige que aporte el detalle de todos los servicios prestados entre el 7 y el 10 de marzo por sus vehículos para comprobar si se ciñeron a precontratación de 15 minutos a la hora de recoger a los usuarios. 

Pese a que Cabify anunció que volvía a operar en Catalunya adaptándose al decreto aprobado por el Govern, con una nueva flota de 300 coches con licencia VTC, poco después aseguró que lo hacía a través de una ‘truco legal’ que consistía en cumplir con la precontratación de 15 minutos sólo en el primer servicio. 

Source