Las bases de la Crida Nacional, la plataforma impulsada por Carles Puigdemont, han avalado que su presidente, Jordi Sànchez, encabece la lista de JxCat a las elecciones generales. La votación se ha saldado con un 81% de apoyos a su candidatura.

Aunque la Crida Nacional no va a participar en los comicios dentro de JxCat –su militancia decidió que sí, pero la dirección al final lo descartó–, Sànchez optó por buscar el aval de la plataforma antes de dar el paso. De los 9.751 asociados que han tomado parte en la consulta, 7.932 le han mostrado su confianza.

La votación deja al expresidente de la ANC a un paso de ser el número 1 de JxCat el 28 de abril, aunque el sí definitivo saldrá de las negociaciones que mantiene este espacio con el PDeCAT, que interpretó esta consulta como una forma de presión en las conversaciones para confeccionar la candidatura conjunta.

El nombre de Jordi Sànchez –que inicialmente Puigdemont planteó para las elecciones europeas– ya había salido en las conversaciones que mantienen la Crida, JxCat y el PDeCAT, aunque estos últimos consideran que todo depende del global del acuerdo.

En las negociaciones dentro del espacio postconvergente, que se han acelerado en las últimas horas, han aparecido otros nombres como el de Laura Borràs, actual consellera de Cultura y muy cercana a Puigdemont, que podría ir de número 2 de Sànchez. También Jordi Turull y Josep Rull, dos de los exconsellers del PDeCAT encarcelados, se barajan para encabezar las listas de las provincias.

 

Source