La candidatura con la que ERC aspira a arrebatar la alcaldía a Ada Colau va tomando forma. Uno de los fichajes estrella será el de Miquel Puig, un economista hasta ahora siempre vinculado a entornos convergentes. Además, el cabeza de lista republicano, Ernest Maragall, intentará contar también con la actual consellera de Justicia, Ester Capella, según ha podido saber eldiario.es. 

Puig (Tarragona, 1954) es uno de los independientes que firmaron recientemente un manifiesto de apoyo a Maragall. Economista de profesión, ha desempeñado distintos cargos públicos al abrigo de Convergència, entre ellos la dirección de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) y TV3 y la del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI). Actualmente dirige el Consorcio de Servicios Universitarios de Catalunya (CSUC). Además, es articulista del diario Ara y participa habitualmente en tertulias de TV3 y Catalunya Ràdio.

Con este fichaje, ERC va a la caza del que fuera el tradicional votante de CiU. Puig  tiene un perfil de gestor que proyecta un mensaje de seriedad para convencer a los electores que estén tentados de votar a Manuel Valls. Y a la vez, añaden fuentes de la candidatura, puede atraer a convergentes desencantados con la evolución de JxCat, muy centrada en el discurso independentista. 

De hecho, Puig, que ya fue en unas listas de Convergència (las del Congreso en 2015, aunque no obtuvo escaño), recibió ahora de nuevo una oferta para ir en las listas de los postconvergentes en la capital catalana, pero la rechazó y optó por sumarse al proyecto de ERC.  En las filas republicanas se subraya que este economista permite fijar una posición en ámbitos como el del modelo turístico que marca distancias entre lo que definen como el afán regulador de Colau y el modelo liberal que representó la etapa de Xavier Trias. 

Capella, a punto de dar el salto

En el caso de Capella, su salto de la conselleria de Justicia a la lista de Maragall no está cerrado, aunque la voluntad del alcaldable republicano es que acabe haciendo tándem con él. Fuentes próximas a la consellera no niegan esta posibilidad, aunque añaden que su compromiso hoy por hoy es con el Govern de la Generalitat. 

Si se suma a la candidatura, Capella abriría su segunda etapa en el Ayuntamiento de Barcelona. Fue concejal con ERC en el consistorio entre 2007 y 2011. En aquellas elecciones fue de número 3 en la candidatura de alianza de los republicanos con Joan Laporta, pero no entró. Pasó a ocupar entonces la gerencia del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad, desde donde saltó en 2013 al Senado. Dos años después fue elegida diputada en el Congreso.

Repiten Coronas, Benedí y Sendra

El partido, al que las encuestas dan opción de ganar en los comicios del 26 de mayo, está confeccionando una candidatura que refleje paridad tanto de género como de proporción entre independientes y miembros del partido. En la lista está previsto que repitan en puestos de salida tres de sus cuatro concejales actuales: Jordi Coronas, Montserrat Benedí y Gemma Sendra, que ya habían manifestado al partido su voluntad de continuar un mandato más.

De sus actuales cuatro concejales (obtuvieron cinco, pero Juanjo Puigcorbé abandonó el grupo), el partido tiene previsto mantener a tres en las listas, teniendo en cuenta que las encuestas les dan a partir de ocho asientos en el Plenario Municipal. Se trata de Jordi Coronas, Montserrat Benedí y Gemma Sendra. La cuarta concejal, Trinitat Capdevila, ya anunció que su intención era retirarse de la política. 

Coronas y Benedí son buenos conocedores de la maquinaria municipal. El primero, portavoz del grupo, fue concejal en el distrito de Horta-Guinardó de 2007 a 2015 y ha sido mano derecha de Alfred Bosch durante esta legislatura. La segunda también ha sido concejal del distrito, en Sant Andreu, y actualmente es presidenta de su grupo municipal y de la comisión la Comisión de Derechos Sociales, Cultura y Deportes. 

Sendra, por su parte, simboliza el ADN maragallista. Es geógrafa aunque su trayectoria profesional ha estado siempre vinculada a la gestión cultural. Entre los diferentes cargos que ha desempeñado destaca la secretaría general de Cultura de la Generalitat en la etapa de Pasqual Maragall y la dirección del Recinto histórico de Sant Pau. Sendra ocupó el número seis de la candidatura de ERC en las municipales de 2015 en representación de la plataforma Barcelona Ciudad Abierta y sustituyó hace menos de tres meses a Alfred Bosch, después de que este fuese nombrado conseller de Acción Exterior.

Source

Deja un comentario