Un joven de 18 años ha muerto bajo custodia policial de los Mossos d’Esquadra en la madrugada de este domingo en la comisaría de Ciutat Vella de Barcelona. El fallecido, vecino de Barcelona y de nacionalidad siria, había sido detenido poco antes de las 8:00 horas por una patrulla de la policía en el céntrico barrio barcelonés por un presunto hurto.

Según han explicado los Mossos en un comunicado, tras la detención el detenido había sido trasladado al centro médico Pere Camps por «encontrarse mal», donde habría sido atendido. Tras eso, la patrulla le habría vuelto a trasladar a la comisaría de Ciutat Vella, donde finalmente ha fallecido. Según ha explicado La Vanguardia, agentes de los Mossos han encontrado al joven en el suelo y con una herida en la cabeza.

La policía avisó entonces a los servicios médicos, mientras trataban de reanimar al joven. Finalmente fueron los sanitarios quienes certificaron la muerte del detenido, sobre las 9:00 horas. El juez de guardia se ha hecho cargo del caso en la misma mañana del domingo.

Preguntada por este diario, la policía autonómica no especifica por el momento la razón por la que se trasladó al detenido al centro médico en un primer momento. Sobre las causas del fallecimiento, los Mossos se remiten a la autopsia que será realizada en las próximas horas.

DEJA UNA RESPUESTA