El president de la Generalitat, Quim Torra, ha comparecido este viernes después de que los nueve presos independentistas hayan abandonado el territorio catalán en su traslado a cárceles Madrid. «Estamos ante una estrategia premeditada para liquidar la voluntad democrática de los catalanes», ha denunciado Torra sobre el juicio que comenzará el 12 de febrero, según ha confirmado el Tribunal Supremo. 

El jefe del Govern ha denunciado lo que considera una «vulneración impune de los derechos fundamentales» ocurrida desde octubre de 2017. Como ejemplo de ello, Torra ha enumerado la prisión preventiva «utilizada como escarmiento», «el intento de modificar de la composición del parlamento», o la prohibición de la investidura de Puigdemont. «Es ante todo ello», ha dicho, «que el Govern quiere dejar bien claro su compromiso de no desfallecer y de no retroceder ante esta ola represiva y de la preocupante involución democrática de España». 

En un mensaje solemne desde el Palau de la Generalitat y tras una reunión extraordinaria del Consell Executiu, el jefe del Govern se ha dirigido en inglés a la comunidad internacional para pedirle que se sume «al clamor de Catalunya en defensa de los principios y valores que deben hacer del mundo un lugar más justo, más seguro y más libre».

También se ha referido a la Unión Europea para que defiendan los derechos de los encausados. «El problema de los procesados en este juicio, el problema de los demócratas catalanes, es también un problema de la comunidad internacional y, especialmente, de la Unión Europea», ha asegurado Torra, que ha remachado diciendo: «Somos ciudadanos europeos con unos derechos y unas libertades que deben ser protegidos por las instituciones comunitarias».

En el capítulo de llamamientos, Torra no ha dejado de referirse al Gobierno central, a quien ha pedido «valentía, coraje y voluntad» para «emprender los cambios democráticos que España necesita para homologarse a las democracias plenas y avanzadas del mundo». Según ha considerado el president, «la única fórmula que puede garantizar estos cambios es el diálogo, la negociación y el ejercicio del derecho de autodeterminación de Catalunya».

Torra y el conjunto de su Govern se ha trasladado este viernes por la mañana a la prisión de Brians 2, donde los presos han sido agrupados antes de ser trasladados, los nueve juntos, hacia la Comunidad de Madrid. Allí el president y los consellers han podido ver y saludar a los procesados por última vez antes del juicio. «Sabemos que no se deben defender de nada, porque no han cometido delito», ha indicado Torra.

Source

DEJA UNA RESPUESTA