viernes, agosto 7, 2020
El colectivo de personas jubiladas anticipadamente con aplicación de coeficientes reductores y con 40 años o más de cotización previa es de 531.472 jubilados, o sea, menos de la tercera parte del total indicado por el Gobierno.
Hoy 8 de junio, plataformas adheridas al Movimiento Andaluz en Defensa de las Pensiones Públicas (MADPP), han retomado las movilizaciones para mantener viva la llama de nuestras reivindicaciones. Pero algo...
Según el IMSERSO, 11 Comunidades mantienen a 30 de abril expedientes de Pensiones No Contributivas de jubilación o invalidez sin resolver en el plazo legal de 90 días que establece el Decreto 286/2003 de 7 de marzo.
La asociación lleva esta pregunta al Senado mediante Pilar González, senadora de Adelante Andalucía.
Con toda seguridad esta disminución es achacable al cierre de los registros presenciales de las comunidades autónomas que las tramitan.
Convencidos de que usted sabe, que a los empresarios se les rebajó la cotización un 6% en los últimos años, incluidos años de bonanza, desde el Movimiento Andaluz en Defensa de las Pensiones Públicas, le solicitamos, que adopte medidas para aumentar los ingresos de la SS. SS., en lugar de cuestionar su viabilidad o reducir prestaciones.
Es preciso modificar la actual legislación para asegurar que 40 años cotizados sean suficientes para el cobro de la pensión que corresponda.
La hucha de las pensiones llego alcanzar en el 2011 con la aportación al fondo de 223 millones de € más los 2.217 millones de € de rendimientos del capital invertido un total de 66.815 millones de €,
No podemos permitir que este colectivo de los más desfavorecidos quede fuera de los beneficios de las medidas excepcionales, cuando se trata además de un derecho legal que les proporcionará una prestación de 395,6 € mensuales.
Estos hechos me han traído a la cabeza una famosa frase que pronunció Winston Churchill en 1942: “Este no es el final, no es ni siquiera el principio del final. Puede ser, más bien, el final del principio.”

Noticias destacadas

Estos trabajadores no cuentan con comedores o lugares a la sombra en los que puedan descansar.
El escritor señala que "si Juan Carlos hubiera dado explicaciones o pedido perdón, algo que no ha hecho en ningún momento, hubiera ayudado un poco a la situación de la monarquía".
Sostres no ha dudado en escribir una columna en defensa del Rey Juan Carlos y de la Monarquía.
Está acusado de desórdenes públicos, atentado contra la autoridad y lesiones leves a un agente de los Mossos d’Esquadra.
Acusa a varios de sus dirigentes de desviar millones de dólares para uso personal.