domingo, octubre 24, 2021
El periodista Antonio Maestre lamenta que la Comunidad de Madrid haya llevado las restricciones a la movilidad a los tribunales.
El economista Carlos Sánchez Mato se pregunta qué se ha hecho con los 1.500 millones extra para Sanidad del Gobierno central.
El magistrado Joaquim Bosch vuelve a señalar que detrás del miedo a la ‘okupación’ están los intereses económicos y estrategias partidistas.
El portavoz de ERC ironiza sobre la polémica situación del Poder Judicial en España.
“Hay presunción de inocencia, pero la prensa no se puede callar”, afirma Almeida.
El economista Carlos Sánchez Mato critica el populista posicionamiento del alcalde de Madrid ante las medidas del Gobierno para detener la crisis sanitaria en la capital.
El investigador postdoctoral sobre vivienda y financiarización y miembro del sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid, Javier Gil, denuncia la situación insostenible de la vivienda en la Comunidad de Madrid.
El periodista gallego asegura que la presidenta de Madrid debería enviarle "bombones y flores" a Sánchez en agradecimiento.
“En Madrid no hay nadie al mando y el Gobierno de España ha tardado en tomar medidas”, denuncia Maestre.
Señala que es “bastante grave” que “el presidente del Consejo General del Poder Judicial, que debe velar por la legalidad, desvele conversaciones privadas con la Casa Real"

Noticias destacadas

La pandemia y el teletrabajo recordaron a millones de estadounidenses que la vida es frágil y la familia importa. 
China ha realizado una movilización social y financiera de magnitud para resolver el problema de la pobreza extrema.
No se trata solo de nuestra supervivencia, sino también de las generaciones futuras y de una forma de vida transmitida de generación en generación.
Amazon
Cada día más, nos estamos acostumbrando a la visión de directivos de compañías que, al ser investigados, deciden ignorar completamente cualquier cuestión ética y mentir de forma completamente descarada
La comisión de violaciones de derechos humanos por la policía en América Latina es la norma, no la excepción.