Comisiones Obreras ha denunciado la presencia policial en varios centros educativos el pasado viernes, día 22, para retirar lazos amarillos porque se «vuelve a colocar a las escuelas en el punto de mira del conflicto político».

En un comunicado emitido este lunes, el sindicato manifiesta que los centros educativos, que «solo serán sede electoral el día de las elecciones, se ven situados en medio del conflicto más de un mes antes de la próxima contienda electoral», con lo que «se refuerza así el relato de un sistema educativo adoctrinador».

La Federación de Educación de CCOO ha hecho público este comunicado bajo el título «Dejen la escuela en paz. Queremos educar en libertad».

En el texto se pregunta «a quién le interesa esta actuación y por qué la JEC ha tomado esta decisión sin haber pedido al conseller de Educación y a otros responsables políticos que garanticen esta neutralidad que consideran conculcada, de aquí al día de las elecciones».

Del mismo modo, cuestiona «qué mando policial ha ordenado a los Mossos registrar, como ha comunicado alguna dirección educativa, armarios de salas de docentes».

Según CCOO, «las únicas personas interesadas en situar la escuela en el conflicto son aquellas que lo quieren alimentar» y ha añadido que «hay demasiado dirigente político y policial deseando romper cualquier puente de diálogo y solución política al conflicto».

El sindicato sentencia que «mientras exista conflicto podremos seguir teniendo una educación infrafinanciada y castigada por los poderes políticos».

Los trabajadoras de la educación en Cataluña «no nos merecemos este trato», ha añadido el sindicato, ya que «somos plurales y diversos, y absolutamente profesionales y trabajamos por una escuela que debe ser democrática, plural y diversa, como nuestra sociedad».

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario