El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha hecho una valoración breve pero clara de los 100 primeros días del gobierno de Pedro Sánchez: “Han servido para sembrar un campo de buenas intenciones que, ahora, tienen que concretarse en hechos”. Por eso, señaló, vamos a instar al Gobierno a que no se escude en la dificultad que supone la composición del Parlamento para que adopte ya medidas de mucha relevancia, como la modificación de aspectos importantes de la Reforma Laboral – “regulación de las subcontratas, la ultraactividad de los convenios colectivos y recuperar la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa”, citó – que cuenta con el suficiente apoyo para salir adelante.

Unai Sordo ha comenzado su comparecencia ante los medios de comunicación prevista para informar de las prioridades de trabajo del sindicato en los próximos meses, haciendo referencia a los 100 primeros días del Gobierno presidido por Pedro Sánchez, un periodo que permite hacer una primera valoración. A juicio de CCOO, estos 100 días han servido para hacer declaraciones de buenas intenciones, ahora toca hacer. Y es que no vale con escudarse en la aritmética parlamentaria para pasar a los hechos, hay medidas que se pueden adoptar ya porque cuentan con el consenso o mayoría suficiente para su aprobación.

En concreto, Unai Sordo se ha referido a aspectos de la Reforma Laboral como regulación de las subcontratas, la ultraactividad de los convenios colectivos y recuperar la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa. “Que se haga ya”, pidió el secretario general de CCOO, subrayando que, aunque lleve más tiempo, el sindicato no renuncia a una modificación en profundidad de la Reforma Laboral que equivalga a su derogación. Esto debería incluir los descuelgues de los convenios, la modificación unilateral de las condiciones de trabajo o la necesidad de recuperar la autorización administrativa de los expedientes colectivos.

El Diálogo Social, que incluye esta modificación de la Reforma Laboral, junto a la de Pensiones de 2013, con el objetivo de que la revalorización de éstas se haga tomando como referencia el IPC, entre otras medidas, constituye una de las prioridades del sindicato en el inicio del curso sindical y político, además de la negociación colectiva y las elecciones sindicales son las prioridades de CCOO en los próximos meses, según ha anunciado en la rueda de prensa el secretario general de CCOO, Unai Sordo, junto con los secretarios confederales de Acción Sindical, Mari Cruz Vicente, y de Organización, Fernando Lezcano.

En cuanto a la negociación colectiva, el segundo bloque de prioridades, el secretario general de CCOO abogó por desarrollar el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) – “No vale decir que se ha firmado, y ya está” -, para que los salarios suban entre el 2 y el 3% y se aplique los 1.000 euros en 14 pagas como salario mínimo en todos los convenios.

“Si hay una actitud hostil de las patronales a aplicar el AENC y la subida de los 14.000 euros, vamos a exigir al Gobierno que suba el Salario Mínimo Interprofesonal (SMI) por encima de lo acordado hasta alcanzar esta cantidad”, advirtió Unai Sordo.

En este aspecto insistió también la secretaria de Acción Sindical, Mari Cruz Vicente, que defendió extender las mejoras salariales para frenar la devaluación salarial provocada por la gestión de la crisis en los últimos años, incidiendo en los salarios más bajos que han sufrido una pérdida de salario real del 21%.

“Las elecciones sindicales son fundamentales para que haya convenios colectivos”

“CCOO es el sindicato más representativo en todos los sectores de la producción y de los servicios, incluida la Función Pública”, manifestó por su parte el secretario de Organización, Fernando Lezcano, una condición que el sindicato aspira a revalidar con el eslogan “Es el momento”, que condensa el objetivo de que el salario mínimo de convenio llegue a los 1.000€ por catorce pagas y a la recuperación de los derechos arrebatados en los últimos años.

Deja un comentario