Decenas de miles de trabajadores y trabajadoras en las más de 70 movilizaciones convocadas en toda España para reclamar más derechos, más igualdad y más cohesión social. CCOO y UGT continúan en su exigencia de que el futuro Gobierno que forme el PSOE tras las elecciones del 28A debe revertir las reformas laborales y de las pensiones.

No vamos a aceptar que la negociación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, que también hace falta, sirva para tapar la prioridad: la derogación de la reforma laboral de 2012 que ya negociamos con el anterior Gobierno”, ha advertido el secretario general de CCOO, Unai Sordo, en su discurso al término de la manifestación del Primero de Mayo en Madrid, “ahora ya hay una mayoría parlamentaria para aprobarla”.

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, solicita lo mismo: “No queremos parches”. Lo hizo mientras se escuchaban los primeros gritos de “Con Rivera, no”.

Los líderes de CCOO y UGT dejaron clara su preferencia por un “Gobierno de izquierdas”, en palabras de Álvarez, y por un “acuerdo de legislatura” sostenido por una mayoría parlamentaria de progreso, que conjure los peligros de la “geometría variable”, “la política a salto de mata” y la “improvisación”, precisó Sordo.

Los dos sindicatos no sólo instan al futuro Gobierno a derogar las reformas laboral y de pensiones, sino también a introducir en la agenda política “la distribución de la riqueza, la cualificación de la democracia y la lucha contra la precariedad”, en lugar de los “toros y la Semana Santa”, reclamó Unai Sordo en referencia a algunos de los programas electorales presentados por los partidos de la derecha.

Un nuevo contrato social”, subrayó Sordo , “que corrija las reformas que se hicieron para devaluar salarios y para poner en duda el sistema público de pensiones y para reducir peligrosamente los impuestos”.

El 28 de abril no ha terminado nada”, advirtió el líder de CCOO, “porque las elecciones europeas son determinantes, las leyes que nos afectan vienen configuradas por las directivas comunitarias y también debería haber una mayoría progresista en Europa por la cuenta que nos trae”.

En el Programa de Estabilidad 2019-2022 que el Ejecutivo acaba de enviar a Bruselas, no se menciona la reforma laboral. El Gobierno sólo promete elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, tras negociar con patronal y sindicatos.

 

Atajar las muertes por violencia machista y la siniestralidad laboral

Pepe Álvarez ha hecho hincapié en la necesidad de avanzar en la igualdad, acabar con la violencia machista y también con la lacra de la siniestralidad laboral.

En este sentido, ha dicho que “vivimos este Primero de Mayo con la esperanza de que sea el último en el que falten 53 mujeres asesinadas por la violencia machista; o en el que falten casi 700 trabajadores que han perdido la vida como consecuencia de la falta de medidas de prevención de riesgos laborales en nuestro país”.

 

Venezuela

Álvarez ha enviado un mensaje de solidaridad y apoyo al pueblo de Venezuela y a sus trabajadores y trabajadoras, ante el golpe militar de ayer, y ha dicho que Venezuela necesita libertad, pero deben ser sus ciudadanos los que decidan su futuro, sin que nadie meta la mano o el pie. Además, ha recordado que “la asignatura del reparto de la riqueza en Venezuela no es cuestión de hace poco tiempo, sino de muchas décadas atrás”.

Asimismo, ha señalado que el movimiento sindical internacional debe incorporar y hacer suyas las reivindicaciones de la agenda 1530 de los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas, que prevé el reparto de la riqueza y preservar el medio natural y los recursos de la Humanidad.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA