La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha asegurado hoy que es una «pena» que el Partido Popular no participara ayer en la huelga del Día Internacional de la Mujer y ha añadido que «tendrá que finalmente incorporarse» en la lucha por la igualdad.

Al ser preguntada por los periodistas tras su reunión con la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae), Celaá ha calificado las marchas que recorrieron ayer toda España como «una manifestación de la que debemos congratularnos, con un estilo puramente democrático».

«Fue una manifestación importante que tuvo sus frutos y que, sencillamente, luchan desde hace siglos por la igualdad», ha recalcado la ministra de Educación y ha asegurado que, desde el Gobierno, quieren lograr la igualdad a través de la educación.

Todo el país vivió una semana intensa de movilizaciones «moradas» (el color del movimiento feminista) y concienciación social en defensa de las mujeres y sus derechos, la igualdad de trato y oportunidades laborales, económicas, sociales y políticas y contra la violencia machista y las agresiones sexuales.

Miles de personas salieron ayer en todas las calles españolas para reivindicar que «Nuestros cuerpos no son mercancía», «Sin feminismo no hay revolución» o «No estamos todas, faltan las asesinadas».