La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha reivindicado la España de la convivencia frente a la del agravio territorial y ha alertado sobre el «pensamiento único» que supone «la triple derecha», que puede hacer «retroceder» 40 años.

Así lo ha manifestado Celaá en un acto electoral en Maliaño (Cantabria), donde ha asegurado que «los del pensamiento único» utilizan «constantemente» el agravio territorial para separar y se ha preguntado «de qué hablarían si no existiera el problema catalán».

«No se puede estar utilizando constantemente como gasolina el agravio territorial. Hay que hacer política de convivencia», ha defendido.

También ha remarcado que el enemigo de los socialistas no es el PP, ni Ciudadanos «ni tan siquiera» Vox, que son adversarios políticos, sino la falta de prosperidad, dado que su «misión» es mejorar la suerte de los demás, por lo que ha defendido la necesidad de un Gobierno central del PSOE, pero también de «muchos gobiernos socialistas» en toda España.

A juicio de Celaá, lo que ha conseguido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con 84 diputados y tras el «arrojo» y «valentía» de presentar una moción de censura «constructiva» para «recuperar la dignidad» de las instituciones, es el «prólogo de un excelente libro».

Se ha referido a los 110 compromisos presentados por Sánchez esta semana para poner en valor dos de sus ejes, la prosperidad y el conocimiento, y ha señalado que «queda mucho por hacer» en ámbitos como el de la igualdad, la educación, el medio ambiente y los derechos, entre otros.

Para la ministra, España «se juega «muchísimo» el 28 de abril y el 26 de mayo, como la evolución o la involución, el avance o el retroceso y el progreso o «encerrarnos» en una España de hace 40 años.