La negativa del PSOE a los cuatro escenarios para un Gobierno de coalición propuestos por Unidas Podemos esta semana ha sido bien recibida en la CEOE y el sector empresarial respira aliviado, celebrando que sus intereses siguen estando libre de la presión de las medidas sociales del partido morado.

La CEOE arrancará el nuevo curso con una idea en la cabeza: las elecciones generales en noviembre. En estos momentos los empresarios aplauden el ‘portazo’ de Pedro Sánchez e insisten, a la vez, en la necesidad de que se forme un Gobierno estable cuanto antes, pero adaptado a lo que ellos quieren: un sistema liberal.

Diferentes directivos y dirigentes del mundo empresarial consultados por La Información coinciden a la hora de valorar la situación política: dan por amortizado un pacto entre socialistas y morados y ya miran al 10-N, la fecha que fijó Moncloa para la repetición de los comicios, y quieren un acuerdo al estilo de los pactos de derecha de Madrid o Andalucía.

Enterrado su mayor temor, un Gobierno del PSOE y Podemos, ahora el ambiente en la patronal es, además, de cierto sosiego. Si algo tenía preocupados a los empresarios tras el 28-A era que Unidas Podemos pudieran acabar haciéndose con las riendas del Ministerio de Trabajo: «Es la única cartera, fuera de las llamadas ‘de Estado’, con algo de contenido real e influencia… e Iglesias la ha reclamado desde el minuto uno», llegadrion a declarar desde la CEOE a La Información.

¿Y por qué este miedo? Pues es sencillo: Unidas Podemos instauraría una serie de medidas para proteger al trabajador y eso perjudicaría los intereses de los empresarios. Segundas oportunidades y reestructuración de deudas para autónomos y autónomas o derechos laborales de las empleadas y los empleados públicos serían algunas de las medidas que preocupan a la CEOE.

Recordemos que el presidente de la patronal es partidario en este momento de una repetición electoral. Antes pidió un Gobierno del PSOE con Ciudadanos y, entre medias, apostó por un Ejecutivo de los socialistas en solitario. Lo que sea, mientras sea sin Unidas Podemos.