Alrededor del 66 por ciento de los trabajadores en la India perdieron sus empleos durante el cierre nacional impuesto para evitar los contagios de la letal pandemia de la Covid-19, se divulgó hoy aquí.
La enfermedad contagiosa, además de causar miles de decesos entre los cientos de miles de infectados, ocasiona gran número de víctimas económicas entre los vulnerables obreros informales y migrantes y sus familias, según reveló un estudio del Centro de Empleo Sostenible.

De acuerdo con el estudio, que publicó el portal News Click, el 80 por ciento de los trabajadores perdieron sus empleos en las zonas urbanas, mientras que en las zonas rurales la cifra asciende al 56 por ciento.

La investigación muestra que la mano de obra femenina fue más afectada que la masculina. En las zonas urbanas, el 82 por ciento de las trabajadoras perdieron su empleo ocasional, frente al 80 por ciento de los varones.

En el caso de los que tenían trabajos asalariados regulares, el 76 por ciento, tanto mujeres como hombres, perdieron sus puestos de labor.

Y mientras el 89 por ciento de las trabajadoras autónomas perdieron su empleo en las zonas urbanas, el 77 por ciento de los hombres fueron afectados en la misma categoría.

Desde el cierre debido a la actual pandemia, el 77 por ciento de los hogares consumen menos alimentos que antes. Esta tasa en las zonas urbanas muestra un 83 por ciento y en las zonas rurales el 73 por ciento.

Entre tanto, el 77 por ciento de los hogares vulnerables recibieron raciones y el 49 por ciento transferencias de dinero. Los datos proceden de la encuesta estatal basada en una muestra de cinco mil entrevistas realizadas en 12 estados de la India, entre el 13 de abril y el 20 de mayo.

La iniciativa midió los niveles de empleo e ingresos desde que se impuso el bloqueo debido al nuevo coronavirus y los comparó con la situación imperante en febrero. Se incluyeron en la encuesta los trabajadores autónomos, ocasionales y asalariados o asalariados regulares.

En la capital del país, el 73 por ciento de los trabajadores perdió el empleo durante el encierro. Por otro lado, los ingresos medios de los autónomos no agrícolas y de los asalariados ocasionales disminuyeron en un 63 por ciento.

Asimismo, más de la mitad de los hogares vulnerables no recibieron raciones, mientras que casi siete de cada 10 migrantes dejaron de percibir raciones. En tanto, el 73 por ciento de los hogares vulnerables no recibió ninguna transferencia de efectivo.

La encuesta constató que la perturbación de la economía y los mercados de trabajo de las ciudades y los estados estudiados es enorme, pues los medios de vida fueron devastados a un nivel sin precedentes durante el cierre por la Covid-19.

PrensaLatina