La Confederación General del Trabajo (CGT) ha emitido un comunicado tras conocer y valorar los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al segundo trimestre de 2021y cuyas cifras, que servirán para generar nueva propaganda al Gobierno de PSOE-Unidas Podemos, están muy lejos de acabar con las desigualdades económicas y sociales que azotan a la clase trabajadora.

CGT ha explicado que si bien es cierto que la situación laboral, en términos generales, es más favorable que la de meses anteriores, -con la creación de 464.900 empleos y el aumento de las horas trabajadas gracias a la vacunación y a la desescalada tras la aparición del Covid-19-, también lo es que el número de personas paradas ha crecido en comparación con el año 2020, situándose en 175.000 personas más. Así, el número total de desempleadas ha aumentado en más de 313.000 personas, si lo comparamos con la situación pre-pandemia. La tasa de paro femenina (17,3 %) sigue superando a la masculina (13,39 %). Además, indican desde la organización anarcosindicalista, el paro juvenil sigue siendo muy preocupante, siendo la tasa de paro de personas menores de 25 años de un 45 % y la más elevada de toda la Unión Europea.

CGT analiza también en su comunicado las diferencias por territorios del mercado laboral. En este sentido, Canarias, Andalucía, Extremadura y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla presentan datos de paro muy por encima de la media estatal. Además, argumentan desde CGT, en estos territorios no existen políticas para combatir estos números, algo que hace reflexionar a su vez sobre la contradicción que supone aumentar la edad de jubilación cuando la población más joven se encuentra en una situación de desempleo muy grave.

Por otro lado, CGT también ha hecho referencia a los tipos de contratos, y ha resaltado la temporalidad como elemento característico de los mismos. De este modo, el 90 % de los contratos que se firman son temporales, aumentando los contratos con duración de un solo día, de dos días, de un mes y los inferiores a tres meses. Según CGT, estas condiciones laborales impiden a cualquier persona desarrollar un proyecto de vida digno, porque precariza la situación de la clase trabajadora. Además, indican desde la central sindical, la parcialidad también ha ido cobrando protagonismo, siendo las mujeres quienes en un 74 % la sufren.

Las horas extras realizadas y no remuneradas también son destacables puesto que el 48 % de las mismas siguen sin ser pagadas a quienes las tienen que realizar. CGT considera que este hecho consolida las desigualdades en el reparto de los trabajos en el ámbito laboral y en el familiar.

Los anarcosindicalistas recuerdan que la clase trabajadora sufre una gran vulnerabilidad debido a la institucionalización de la precariedad. La consecuencia directa es que más de 600.000 hogares no tienen ningún ingreso, a pesar de la propaganda del Gobierno del Estado español consistente en un “ingreso mínimo vital” que no ha llegado ni a una cuarta parte de la población que realmente lo necesita para sobrevivir.

CGT vuelve a insistir en la urgencia de derogar las Reformas Laborales, que tanto daño han hecho a la clase trabajadora, y en la instauración de un nuevo modelo laboral que contribuya a un reparto del trabajo y de la riqueza para que nadie, realmente, se quede atrás. En este sentido, CGT explica que pasar de una jornada de 38,5 horas a otra de 34 horas crearía 562.000 empleos, y realiza un llamamiento a toda la sociedad para salir a las calles, participando en todas las acciones que se preparan para el otoño en defensa de los servicios públicos, las pensiones y cuantos derechos y libertades le han sido arrebatados a los trabajadores y a las trabajadoras en los últimos años.

DEJA UNA RESPUESTA