REUTERS/Jorge Silva

Amnistía Internacional lanzó un llamado urgente a que la Fiscalía Nacional de Chile investigue a los altos mandos de Carabineros, en concreto al ex General Director y al actual General Director, por violaciones generalizadas de derechos humanos cometidas durante el estallido social que inició en octubre de 2019.

Ante el inminente cierre de la investigación de los ataques que dejaron permanentemente ciego a Gustavo Gatica, fijado para el próximo 30 de julio; la revisión de las medidas cautelares del carabinero identificado como el autor del disparo de la bomba lacrimógena que dejó ciega a Fabiola Campillai, y la solicitud de extensión del plazo para la investigación de Fiscalía en su caso, que será el 28 de julio, Amnistía Internacional considera que la investigación de la cadena de mando es tan necesaria como demorada.

“Es decepcionante que, tras más de 20 meses, sólo se hayan dado pequeños pasos para investigar a algunos los mandos estratégicos de Carabineros, y ninguno en casos individuales. Existen fundadas razones para pensar que el ex General Director y el entonces Director de Orden y Seguridad, actual General Director, podrían haber consentido la comisión de actos de tortura y malos tratos en contra de manifestantes, como casos tan graves como el de Gustavo Gatica o el de Fabiola Campillai,” dijo Clara del Campo, encargada de campañas para Suramérica de Amnistía Internacional.

Clara del Campo manifestó también que la circunstancia de que una persona sea investigada por su presunta responsabilidad en la comisión de un delito no deja sin efecto la presunción de inocencia de la que toda persona goza.

La demora en la investigación de los mandos es todavía más alarmante en un contexto en el que la protesta social en Chile continúa y sigue siendo reprimida con violencia policial

Clara del Campo, Amnistía Internacional

“La demora en la investigación de los mandos es todavía más alarmante en un contexto en el que la protesta social en Chile continúa y sigue siendo reprimida con violencia policial. Los métodos y armas han cambiado, pero la intención de dañar a las y los manifestantes persiste. Hasta que no haya rendición de cuentas de los altos mandos, seguiremos lamentando violaciones de derechos humanos. La impunidad siembra repetición.”

En octubre de 2020, Amnistía Internacional publicó un exhaustivo informe, Ojos sobre Chile: Violencia policial y responsabilidad de mando durante el estallido social, donde analizó la actuación de oficiales de Carabineros entre el 18 de octubre y 30 de noviembre de 2019. Concluyó que se cometieron graves violaciones de derechos humanos, incluyendo el derecho a la integridad personal de las y los manifestantes de manera generalizada, debido a que los mandos estratégicos no tomaron todas las medidas necesarias para prevenirlas. En dicho informe, la organización alertó que, para garantizar la no-repetición de hechos como los analizados en el informe, no sólo es necesario que se juzgue a todas las personas responsables hasta el máximo nivel posible, sino que además se reforme sustancialmente la institución de Carabineros. Ambas recomendaciones siguen siendo necesarias y urgentes.

Amnistía Internacional

DEJA UNA RESPUESTA